Rally Argentino

04/12/2017

Por el milagro

Gerónimo Padilla sabe que cuenta con mínimas chances de obtener el título en la clase mayor del Rally Argentino. “No está muerto quién pelea”, aseguró quién luchará por la corona con Marcos Ligato.

"Hay que hacer un pleno". Gerónimo Padilla (Peugeot 208 MR) es consciente de que conquistar su primer cetro dentro de la clase mayor del Rally Argentino será una misión bien complicada, ya que deberá revertir una diferencia de 71 puntos respecto al líder Marcos Ligato (Chevrolet Ágile MR), cuando habrá 73,5 en juego (75,5 si se suman los dos puntos por presentación) durante el Rally de Cruz del Eje - Gran Premio Córdoba 2017 de este fin de semana.

"Está difícil. Se nos complicó en las dos últimas fechas (Malargüe y Entre Ríos), donde no hicimos buenas carreras. Ahí estuvo la clave”, indicó el tucumano, que en esas dos citas cosechó apenas 18 unidades contra las 92 de su rival.

"Creo que igualmente no deja de ser un buen año, se termine como se termine. Estoy muy contento con Nico (Nicolás García, su navegante), con el equipo (Baratec)... Nosotros vamos a hacer todo lo posible. Si se da, bienvenido sea. Pero me deja tranquilo el hecho de que la punta del torneo la intercambiamos todo el año con Ligato. Eso nos llena de orgullo y de fuerzas. Nos marca que estamos yendo por el camino correcto", comentó el escolta del campeonato, y el único que puede lucharle a Ligato la corona.

¿Cuál será el objetivo en el GP? "Solamente pensar en ganar. Habrá que apostar a un ritmo y analizar bien todo tras completar los reconocimientos para ver con qué caminos nos encontraremos. Es carrera de coeficiente 2, así que será dura. Por eso pienso que habrá que administrar un poco y no ir todo el tiempo al máximo", respondió el de Yerba Buena.

Tras festejar este año en el Rally de Cutral Co y Plaza Huincul, Padilla fue gran protagonista en cada presentación e intercambió el mando en el certamen con el actual campeón. Por eso su balance ya es positivo: "No sé si me imaginaba una temporada así. Sí nos habíamos planteado llegar a la última fecha con chances; teníamos fe de que podíamos ser candidatos porque se trabajó mucho con el Baratec durante el verano. Y eso que encima no arrancamos bien, con dos abandonos al comienzo. Era caerse o tomar impulso, algo que finalmente hicimos. Después se fueron dando las cosas y eso nos tranquilizó. Siento orgullo al pelear el título con un gran campeón como Marcos", reconoció.

"Iremos a disfrutar de la última carrera para cerrar de la mejor manera el año. Como dice el dicho: No está muerto quien pelea. Aunque sabemos que es una parada muy difícil. Yo iré como siempre, con todas las expectativas de andar bien", finalizó Padilla.

 

Foto: Prensa Rally Argentino.