Rally Argentino

27/09/2017

Cuando de pasión se trata…

Conocé la historia de Matías Mussi, el piloto riojano radicado en Tucumán que por segunda vez cumplió su sueño de correr en el Argentino.

"En un Mercedes y con chofer...", fue el comentario de uno de sus amigos tras una publicación realizada por Matías Ángel Mussi en su cuenta de Facebook. Aunque no fue lo que muchos se imaginaron: el piloto no se rodeaba de lujos para ir a disputar el Rally de Tucumán. Sin embargo, la acotación tampoco era errada. En ese domingo, y antes de comenzar la segunda etapa de la cita en el Jardín de la República, Mussi viajaba en un colectivo Semi Rápido desde la capital hasta la ciudad de Monteros, epicentro de la séptima fecha del Rally Argentino.

"De esto se trata el rally, ¡de buscarle la vuelta siempre! Esta vez vamos en un Mercedes a Monteros para retirar el auto del parque cerrado. Ojalá sea un buen día para nosotros. El presupuesto es poco, pero las ganas y el entusiasmo todo lo pueden. ¡Siempre que salga del corazón!", escribió en la red social este riojano que hace 14 años se radicó en Tucumán.

"No tengo auto de calle y me manejo siempre en moto. Pero ese domingo llovía mucho, así que fue imposible viajar de esa forma. Además había un solo auto para las seis personas que éramos; por lo que tomé la decisión de ir a la terminal y tomarme un colectivo. En lo que fuese, iba a llegar", reconoció Mussi, que para lo que muchos hubiese significado un gran dolor de cabeza, para él se trató de un obstáculo más que debió superar para cumplir por segunda vez su sueño de correr en el Argentino.

"Fue un fin de semana muy movido, aunque lo disfrutamos muchísimo", indicó quien tuvo que trabajar a contrarreloj para que el VW Gol que había comprado hace poco (un viejo anhelo que tenía) complete exitosamente la verificación técnica. "En el 2016, con un Ford Ka alquilado, había que cuidar más. Al Gol fue la primera vez que lo aceleré en tierra, así que lo fuimos conociendo en carrera; en la segunda pasada me bajé más de un minuto el tiempo de la primera. A medida que fueron pasando los tramos, ganamos en confianza. Corrimos contra nosotros mismos. Soy consciente de que no estamos a la altura para pelear por estar entre los cuatro de adelante; hay que seguir aprendiendo y ya iremos mejorando el auto", aseguró.

Con el vehículo atendido por el Olasso Competición, y navegado por Mariano Elwart, fue el último de los clasificados en la general y terminó sexto dentro de los protagonistas de la Clase RC5: "Nos fue peor en cuanto al resultado final, aunque la diferencia con el ganador fue mucho menor respecto a lo acontecido el año pasado. Y el parámetro fue el hecho de haberme bajado los tiempos; por ese lado fue por demás positivo", sostuvo.

Por eso, ya piensa en su participación en el 2018: "Vamos a hacer una rifa para adquirir los elementos homologados que nos faltan como butacas y cintos que nos prestaron este año. Siempre me gusta hacer todo con tiempo y disfruto cada momento, hasta de tener que salir a buscar una publicidad".

Tomás García Hamilton fue el ganador de la fecha en Tucumán y celebró al máximo su primer éxito en la general del Argentino; aunque Mussi no se quedó atrás y hasta terminó con una satisfacción aún mayor que la de su amigo "Tomy". "Hay que buscar siempre la vuelta para lograr los objetivos que uno se plantea, superarlos como sea. Esto es una gran pasión para mí, me desvivo por el rally. Y es la gloria estar entre esos apellidos que corren en el Argentino. Por eso completar la prueba es como haber ganado. Cuando terminé y llegué al parque final no podía disimular la alegría. Lo hago tan a pulmón a esto que todo se disfruta mucho más", afirmó. Para aplaudir.