Rally Argentino

28/04/2016

¿Por qué recordaremos el Rally Argentina?

Del triunfo de Hayden Paddon, al vuelco de Jari-Matti Latvala y el ataque final de Sébastien Ogier.

El Campeonato Mundial de Rally llegó a las sierras de Córdoba para disputar la 36ª edición del Rally Argentina. Los caminos de los valles de Calamuchita, Punilla y Traslasierra fueron escenarios de cuatro días de adrenalina, derrapes y emociones. Pero, ¿por qué vamos a recordar esta competencia?

1. Porque el neocelandés Hayden Paddon, del equipo Hyundai, logró su primera victoria en el WRC luego de 51 participaciones. Paddon fue gran protagonista de la carrera y le peleó de igual a igual a los pilotos de Volkswagen, el francés Sébastien Ogier y el finlandés Jari-Matti Latvala. Para el piloto de 29 años fue la revancha del abandono del año pasado que incluyó un espectacular vuelco.

2. Porque Latvala tenía todo para lograr su segundo triunfo en la carrera tras el conseguido en 2014, pero se quedó con las ganas por un aparatoso accidente que tuvo en la parte final de la segunda etapa. El nórdico tenía 15 segundos de ventaja sobre Paddon cuando se pasó de largo en una curva a alta velocidad, pegó contra unas piedras y volcó destrozando su Polo R WRC.

3. Porque Ogier intentó todo para ganar y con su agresividad le puso emoción al final de la carrera. Luego de penar por abrir la ruta en las dos primeras etapas, fue al máximo en la última jornada y llegó a descontarle 17 segundos a Paddon. Ambos iniciaron la última prueba especial de la carrera, el Power Stage El Cóndor, separados por 2,6 segundos, pero el neocelandés fue más rápido en el sector y le impidió al galo lograr su primer triunfo en la Argentina. Igual con el segundo lugar, Seb reforzó el liderazgo en el torneo.

4. Porque el inicio de la carrera fue emotivo y lleno de adrenalina ya que fue a través de un súper especial que se realizó en el centro de la ciudad de Córdoba. Allí más de 50.000 personas vieron en acción a los WRC y quedaron sorprendidos con el empate en el primer tiempo entre Ogier y el español Dani Sordo (Hyundai).

5. Porque el cordobés Marcos Ligato tuvo una gran actuación luego de once años de no competir en la clase WRC. Con un Citroën DS3 WRC del PH Sport, el piloto de Río Ceballos marcó muy buenos parciales (incluso fue cuarto en un tramo), luchó de igual a igual con pilotos de más experiencia en la categoría y terminó en el séptimo puesto en la clasificación general.

6. Porque el público volvió a aportarle color a esta clásica competencias. Más de 600.000 personas vibraron entre los cuatro días de actividad al paso de los WRC. En la última etapa, que se disputó en Traslasierra, la especial El Cóndor-Copina, la más emblemática de la prueba, fue presenciada por más de 80.000 espectadores. Además, su comportamiento fue tan bueno que la Federación Internacional del Automóvil confirmó que la carrera seguirá en el calendario del torneo luego de la “tarjeta amarilla” que tenía por los problemas de seguridad que hubo en 2015.

PorDiego Durruty