Turismo Nacional

04/12/2017

El desahogo

Mariano Werner (Fiat) logró el título de la Clase 3 de TN en un año difícil por su suspensión en el TC. Fue séptimo en la final ganada por Facundo Chapur (Peugeot).

Llegó al Turismo Nacional para sumar actividad en un año especial. La apuesta de Mariano Werner (Fiat Linea) en la Clase 3 tuvo sus frutos al coronarlo con el título que logró este domingo en Rosario, donde le alcanzó culminar séptimo en la competencia que se adjudicó Facundo Chapur (Peugeot 308).

Al tener que cumplir con la sanción de seis carreras en el TC por su toque a Matías Rossi en la definición de 2016, solo le quedaba el Súper TC 2000 a tiempo completo. Por ello se sumó a la división mayor del TN de la mano del equipo FP Racing de Edgardo Porfiri y con los motores de los hermanos Mario y Luis Riva.

La victoria fue para Chapur.

La victoria fue para Chapur.

Werner se fue adaptando a la especialidad y en Posadas logró un triunfo épico largando desde los boxes. Así cumplió con el requisito de la victoria para lograr el título. Confirmó su candidatura y se sumó al lote de favoritos junto al campeón Emanuel Moriatis (Ford Focus), Leonel Larrauri (Honda Civic) y Jonatan Castellano (Chevrolet Cruze). Los cuatro llegaron a la última fecha con posibilidades, aunque lo más concreto era un mano a mano entre Werner y Moriatis.

Mariano llegó como líder, pero con una escasa diferencia sobre Emanuel, quien dañó su auto en el primer ensayo y usó el de su compañero Pedro Boero. “Le pido disculpas al equipo porque tiré por la borda todo el trabajo del año. Corrí con un auto que no es el mío y no me sentí cómodo”, dijo el Manu, que clasificó 19º. Werner, con 60 kilos de lastre, logró el 17º mejor tiempo, Larrauri el 12º y Castellano el 15º, aunque quedó afuera de la pelea tras la disputa de las series perjudicado por un toque de Yamil Apud (Ford Focus) y una penalización por superar rivales con el auto de seguridad.

En la final a Larrauri le servía ganar y esperar que sus rivales no sumen puntos. Pero se complicó por la rotura de la goma delantera izquierda y luego desertó por un toque con Castellano. Así se ratificó el duelo Werner vs. Moriatis. Lucharon por el séptimo lugar, pero prevaleció el entrerriano, que logró su primer título en autos con techo, el tercero a nivel nacional tras el bicampeonato de la Fórmula Renault en 2006 y 2007. “Me saqué una gran mochila en un año difícil por lo del TC. Corrí con un auto viejo para la categoría, pero con un gran equipo a mi lado”, dijo Werner, cuya emoción y alegría no tuvieron límites.

El mano a mano entre Werner y Moriatis se trasladó a la pista rosarina.

El mano a mano entre Werner y Moriatis se trasladó a la pista rosarina.

Con un rostro que no parecía al de alguien que había ganado, Chapur se subió al escalón más alto del podio. Su futuro en la Clase 3 es incierto ante su confirmada salida de Peugeot del STC 2000. “Es un momento muy duro, pero tuve que enfocarme a pesar de todo”, contó el cordobés, que fue escoltado por Norberto Fontana (Chevrolet Cruze) y Adrián Chiriano (Ford Focus).

Werner en 2018 pintará el “1” y estrenará un Tipo con el nuevo equipo oficial de Fiat, marca que volvió a ser campeona en el TN luego de 33 años ya que Hugo Olmi se consagró en 1984 en la Clase 2 con un 128. Con el título bajo el brazo, el entrerriano tiene sobradas razones para ir por más.

 

Fotos: Prensa APAT.

PorDarío Coronel