Turismo Nacional

04/12/2017

A lo grande

Alejandro Bucci (Ford Fiesta) se consagró campeón y se retiró. Fue cuarto en la carrera que ganó Ever Franetovich (Renault Clio).

Hay maneras de dejar el automovilismo. Por edad, por falta de resultados y motivaciones, o yéndose siendo campeón como el caso de Alejandro Bucci (Ford Fiesta). El piloto santafesino, de 38 años, obtuvo el título de la Clase 2 del TN. Ayer le alcanzó con ser cuarto en Rosario, donde se impuso Ever Franetovich (Renault Clio).

Bucci fue el más regular de la temporada donde logró dos triunfos, en La Plata y Toay. Su buen manejo se sumó al gran medio mecánico que le alistó el Martos Competición y los confiables motores que le entregó Rubén Guerini. El piloto santafesino llegó al cierre siendo el puntero del campeonato y superó en el global a sus rivales, Tomás Bergallo (Renault Clio) y Ariel Michieletto (Peugeot 208), quienes resultaron 23º y 12º, respectivamente.

“Volví porque me lo pidió Pepe Martos. Durante el transcurso de la temporada había anunciado que me bajaba. Se cumplió un ciclo. Mejor imposible”, dijo Bucci entre lágrimas. Por si fuera poco, fue un festejo casi en casa ya que vive en Villa Gobernador Gálvez, localidad ubicada a 20 kilómetros de donde se corrió ayer.

Pero la definición del título no fue la única gran emoción. En la duodécima y última final del año se vio otro gran espectáculo en la carrera que obtuvo Franetovich. El podio lo completaron Miguel Ciaurro (VW Gol Trend) y Pablo Ortega (Peugeot 208), quien ganó en pista, pero fue penalizado por adelantarse en la largada. Quinto fue Juan Pastori (Toyota Etios) y sexto Matías Menvielli (Chevrolet Corsa), lo que implicó que seis marcas distintas ocupen las seis primeras posiciones.

Si bien este año la Clase 2 tuvo una reducción de su parque por el aumento de los presupuestos terminó el 2017 en buen nivel y con una definición apasionante, a la altura del TN.

 

Foto: Prensa APAT.

PorDarío Coronel