Turismo Nacional

13/11/2017

Se sumó

El Team Peugeot Total Argentina logró sumar puntos en la exigente fecha especial que la Clase 3 del Turismo Nacional disputó en Buenos Aires.

Si bien no fue el fin de semana ideal, el Team Peugeot Total Argentina logró sumar unidades en la fecha especial que la Clase 3 del Turismo Nacional llevó a cabo en Buenos Aires. El evento puso a prueba a los Peugeot 308, debido a la dos competencias en las que debieron participar el domingo.

El binomio de Fabián Yannantuoni y Aurelién Comte fue el más destacado. Primero, el francés, en su debut en la categoría, vivió en carne propia la tan famosa fricción del TN, principalmente con Esteban Tuero (Ford Focus III 5p) y Gastón Grasso (Ford Focus III 5p). Tras un incidente con este último, quién había terminado 11° fue recargado con 8 puestos, por lo que culminó 19°.

En la competencia de titulares, Yannantuoni remontó hasta el 14° lugar, con una salvedad: desde el inicio mismo compitió con una falla en la dirección, que lo tuvo a mal traer hasta la bandera a cuadros. Al igual que su invitado, sumó puntos para el torneo. Entre ambos acumularon 7,5 unidades.

“Es una carrera en la que me hubiera gustado sumar mucho mejor. No pudimos redondear un buen domingo, Aurélien había hecho un buen trabajo hasta que un toque lo mandó 8 puestos atrás en la grilla. Ya en la final me toqué de entrada con Rosotti y con Percaz y de ahí en adelante, con la barra de la dirección deteriorada, no tuve chances de ascender en las posiciones”, comentó el Patito.

Facundo Chapur y Pablo Piumetto no corrieron la misma suerte. El invitado, que retornó al TN tras poco más de dos años, tuvo un destacado papel: largó 32° y llegó 20°, por lo que arañó 0,5 puntos.

Por su parte, Chapur había escalado hasta la 9ª plaza, cuando la rotura de motor (segunda en ¡cinco años! para el cordobés) a falta de seis vueltas lo dejó a pie.

“Es una lástima lo que nos pasó con la rotura del motor. No tengo nada para decir ya que es el segundo que rompo en cinco años con la marca. Este fue un fin de semana demasiado exigente, tuvimos que estar preparados para dos finales en pocas horas. Lo importante es que pudimos competir con Pablo Piumetto, que me dejó el auto listo para escalar y que llegamos a avanzar 11 puestos antes de abandonar”, destacó Chapur.