Turismo Nacional

01/03/2017

Con todo en regla

Hugo Paoletti, presidente de APAT, habló de los problemas que hubo el año pasado con el reglamento técnico y cómo se trabajó para corregirlos.

Durante buena parte de la temporada 2016 del Turismo Nacional se puso en tela de juicio la legalidad de algunos vehículos debido a que varios preparadores aprovecharon en su beneficio ciertos “grises” que había en el reglamento técnico. Eso motivo a la Asociación Pilotos Automóviles Turismo a tomar cartas en el asunto y a trabajar para que todo el parque estuviese en regla.

“Hubo preparadores que excedieron los límites y se aprovecharon de esos grises. Si bien esos autos no tenían cosas que eran terribles, no estaban encuadrados dentro del reglamento y nos llevó buena parte del año corregirlos. A partir de la segunda mitad del calendario todos los vehículos de la categoría ya estaban como corresponde”, le dijo Hugo Paoletti, titular de APAT, a CORSA.

“Sin dudas, ese fue el punto más difícil que nos tocó sortear en 2016. Para resolverlo tomamos un técnico nuevo, Carlos Sánchez, para que trabajara junto a la Comisión Deportiva Automovilística del Automóvil Club Argentino. Él y Hugo Lepphaille pasaron en limpio todo el reglamento. De alguna manera, hicieron uno totalmente nuevo. No porque tuviese variaciones sino porque eliminaron esos famosos grises que eran mal interpretados. Ahora, como sucede en cualquier reglamento o es blanco o es negro. Es decir, un auto está en regla o no lo está. Por eso empezamos este 2017 de una manera distinta a la que fue el año pasado”, agregó el ex piloto.

Para este año solo hubo un cambio en la Clase 3 al bajar la arandela restrictora de la inyección. “No hicimos más modificaciones porque consideramos que tenemos mucha competitividad, como se reflejó el año pasado en varias clasificaciones con una veintena de autos clasificados en un segundo”, culminó Paoletti.

Donde sí hubo variantes importantes es en el reglamento de campeonato al volver al sistema de puntuación y de carga y descarga de lastre que se utilizó hasta 2015. Además, para ser campeón se debe cumplir con el requisito de ganar, al menos, una carrera.

PorDiego Durruty