Turismo Nacional

11/12/2016

Angelini con Vento a favor

En una emotiva carrera en Viedma, Juan Marcos Angelini (VW Vento) logró su segundo triunfo en la Clase 3 del TN.

Juan Marcos Angelini (VW Vento) se quedó con el triunfo de la última carrera del año de la Clase 3 del Turismo Nacional que tuvo como escenario el autódromo rionegrino de Viedma.

Angelini, que largó desde la primera posición tras imponerse en la batería más rápida, soportó la presión constante de sus escoltas Sebastián Gómez (Chevrolet Cruze) y Matías Rossi (Citroën C4 Lounge).

La prueba tuvo un final emotivo ya que faltando tres vueltas para la bandera de cuadros se neutralizó por la rotura del motor del auto de Ernesto Bessone y eso hizo que las diferencias entre los líderes desaparecieran. En el relanzamiento, Angelini aguantó a Gómez y se fue derecho a su segundo triunfo del año, pero atrás pasó de todo.

Sobre la línea de meta Adrián Chiriano (Ford Focus) superó a Ezequiel Bosio (Ford Focus) y se quedó con el último escalón del podio, mientras que Rossi, que venía  perdiendo posiciones, terminó con su auto destrozado tras una carambola que se inició con un toque al campeón Emanuel Moriatis (Ford Focus) y que concluyó con el golpe de Leandro Carducci (Seat Leon). Tan fuerte fue el impacto que Rossi fue sacado de su vehículo por los médicos y fue llevado a un hospital local para su control.

“Fue un año con varios altibajos, pero lo terminamos de la mejor manera. Fue una carrera barbera. Primero aguanté a Gómez y en las últimas vueltas pude hacer un buena diferencia usando el auto al límite”, comentó Angelini, quien paradójicamente aún no sabe si seguirá en la categoría el próximo año.

LA DESPEDIDA DE TUERITO
La competencia de Viedma marcó el punto final de la campaña deportiva de Esteban Tuero. En tres décadas de actividad Tuerito pasó por la Fórmula Renault, la Fórmula 3 Sudamericana, las Fórmulas 2000 y 3 de Italia, la Fórmula Nippon de Japón y la Fórmula 1, categoría en la que compitió en 1998 sobre un Minardi. Tras su regreso al país participó en el TC 2000, el Turismo Carretera, el Top Race y el Turismo Nacional, especialidad que lo tuvo como campeón de la Clase 3 en 2008. “Me doy cuenta que esto del retiro está bueno porque todos me dicen que soy buen piloto y que soy buena persona… Hay que retirarse más seguido”, dijo Tuero, quien terminó sexto en la final rionegrina.