Top Race

16/10/2017

Al rojo vivo

Mariano Altuna y Agustín Canapino mantienen una cerrada lucha por el título. En Oberá el Titán ganó una de las dos carreras; pero el Monito se fue como líder del campeonato.

Altuna se fue de Oberá con el primer puesto del torneo. Fotos: Prensa Top Race.

El campeonato 2017 del Top Race entró en su recta final y tiene a dos serios postulantes a la corona: Mariano Altuna (SDE Competición) y Agustín Canapino (Sportteam), los mismos pilotos que el año pasado también se debatieron por el cetro. En el circuito misionero de Oberá, donde se disputó la décima cita del calendario, ambos fueron protagonistas, algo que le aporta más calor a esta instancia decisiva.

Canapino, vigente monarca, dominó la clasificación del sábado con 110/1000 de ventaja sobre Altuna. El Titán siguió con su hegemonía el domingo al ganar la primera de las dos carreras de punta a punta. Para eso debió soportar los ataques del representante de Lobería, que se tuvo que conformar con el segundo lugar. El podio lo completó Diego Azar (Azar Motorsport).

Gracias a la victoria, Canapino se cortó solo en el torneo ya que habían llegado empatados en el primer puesto. “Fue una carrera tremenda. Veníamos en el aire. Hubo momentos muy críticos en la lucha con Mariano, pero la pude sacar adelante”, confesó el arrecifeño, que apostaba a llegar nuevamente delante de su rival en la segunda prueba “porque en esta no le pude sacar muchos puntos”.

Canapino ganó la primera carrera en la cita misionera.

Canapino ganó la primera carrera en la cita misionera.

 

Pero en la competencia que cerró la jornada dominical y en la que se invirtieron las primeras ocho posiciones de la tanda cronometrada sabatina para armar la grilla, el que sonrió fue el Monito. Si bien la victoria quedó para Matías Rossi (Toyota GAZOO Racing Argentina), que fue escoltado por Franco Girolami (Mitsubishi 3M Racing) y Caito Risatti (LSG), Altuna finalizó cuarto y se benefició del décimo lugar de su rival para marcharse de la cita en la tierra colorada al frente del certamen aunque con una diferencia ínfima de tres unidades.

“En la primera carrera fui a todo o nada, intenté pasarlo a Agustín, pero no se dio. La segunda fue muy áspera, parecía una definición de campeonato”, explicó Altuna, que largó séptimo y se esforzó mucho para estar a un paso del podio.

El próximo capítulo de esta batalla tendrá como escenario el Roberto Mouras de La Plata el 12 de noviembre. Sin dudas, será para alquilar balcones…

PorDiego Durruty