Top Race

25/07/2017

De estrategias

Sergio Polze, dueño del Sportteam, analizó para CORSA cómo se corre con paradas para recargar combustible.

El Top Race se distinguió en los últimos años por sus carreras con paradas en los boxes y recarga de combustible. De hecho este tipo de competencia es considerada como una fecha “normal” para la categoría espectáculo. Sergio Polze, propietario del Sportteam, analizó esta clase de finales.  

“Es una gran idea porque te obliga a generar una estrategia. Hay que sacarle el mayor jugo y también aprovechar una dosis de suerte. En Salta estuvimos muy al límite, por eso, luego de hacer una larga evaluación decidimos no entrar”, comentó el team-manager sobre la carrera donde varios pilotos se la jugaron y les dio la nafta para terminar sin entrar a los boxes...  

“El consumo varía según el circuito y también depende dónde largás. Por ejemplo, si se arranca de atrás, es muy difícil ahorrar porque se acelera mucho buscando ganar posiciones. Otro punto a tener en cuenta es saber qué ritmo tienen tus autos y a partir de ahí analizar si entrás en el comienzo o en el final. Pero todo se decide después de los tanques llenos, cuando sabés cuánto es el consumo exacto en cada vuelta. Con ello terminás de armar el plan de carrera”, agregó el dueño de la escuadra que es referencia desde 2010. 

Aunque Polze tiene algún reparo sobre esta modalidad. “Por razones de seguridad, no todos los circuitos están preparados. En el Chaco es complejo por la estrecha calle de boxes y eso llevó a que haya dos carreras sin detenciones. Esto también pasa en Río Cuarto. En Salta se complicó por amplitud entre el ingreso y la salida”, dijo antes de aclarar que “Maxi Juárez (su responsable técnico) nunca interviene en nuestra estrategia ni en la de ningún otro equipo en donde trabaja”. 

Por último Polze elogió el presente del Top Race destacando que “la categoría pasó por momentos difíciles, pero hoy no deja de crecer. El nivel de los equipos que se sumaron lleva a medirnos más alto. Además acá sentís que podés competir de igual a igual”.

PorDarío Coronel