Top Race

23/06/2017

Banca el cambio

Alejandro Urtubey, presidente del Top Race, le contó a CORSA por qué se apuesta por los muscle cars.

El ambicioso proyecto del Top Race para renovar su parque sigue firme, pero sin apuro. Eso se desprende de la charla que el presidente de la categoría, Alejandro Urtubey, tuvo con CORSA. El ex piloto aclaró también algunos interrogantes planteados para la nueva versión de la categoría espectáculo.

En esta nueva etapa se usarán carrocerías de Ford Mustang, Chevrolet Camaro, Dodge Charger y Toyota Lexus. “La idea es arrancar 2018 con estos nuevos coches, pero queremos hacerlo bien, sin apuros. La matriz está casi terminada, pero aún no confirmamos con qué motor iremos (NdeR: Oreca es el más avanzado)”, afirmó el dirigente salteño.

“Cualquiera de las variantes de motores que manejamos costarían 15.000 dólares cada uno. Buscamos que el Top Race siga siendo la categoría más barata. Hoy nuestro presupuesto por auto y por carrera es de 340 mil pesos. Un TC cuesta 650 mil pesos, un Súper TC 2000 un poco menos y un Clase 3 de TN 380 mil”, agregó el ex piloto. 

“Serán motores V8 de 550 caballos y 5.000 cm3. Hoy hay 20 pilotos en la categoría capacitados para manejar esa potencia”, aseveró Urtubey, quien aclara que esos autos podrán correr en “Buenos Aires (Circuito 12 o 15), Paraná, Concordia, Concepción del Uruguay, Potrero de los Funes, Termas de Río Hondo, San Juan, Salta y hasta en Nueve de Julio, si lo reasfaltan”.

Sobre las gomas, el mandamás del TR confía en que las actuales Dunlop podrían aguantar esa potencia, opinión que también compartió –por ejemplo- Gabriel Furlan, ex piloto y dueño del GF Motorsport.

Estas son las razones que fundamentan el gran cambio que se viene en el Top Race. Otro paso en la categoría espectáculo.

PorDarío Coronel