Top Race

12/12/2016

Polémica y gloria

La controversia marcó el sexto título de Canapino en la categoría. Altuna ganó en pista y era campeón, pero lo sancionaron por un toque al Titán.

Otra apasionante y polémica definición tuvo el automovilismo nacional. Fue la que se dio en el Top Race en Salta donde el campeonato no terminó con la bandera de cuadros. La controversia fue con los dos principales candidatos el título: Agustín Canapino (Mercedes) y Mariano Altuna (Vectra). Primero festejó uno, pero luego lo hizo el otro; como sucedió una semana atrás en el Turismo Carretera. 

El sábado Canapino golpeó primero al hacer la pole position, aunque sabía que tenía que ganar para coronarse. Pero en carrera Caito Risatti (Mercedes) se la hizo difícil. El cordobés tomó la punta antes de cumplir la primera vuelta y Agustín recién lo superó cuando faltaban diez giros. Altuna, que largó tercero, también pasó a Risatti y allí comenzó un mano a mano entre los dos aspirantes a la corona. Estaba claro que el que ganaba era el campeón.

Sobre el final Altuna intentó la heroica. En la última curva bloqueó, puso dos ruedas sobre el pasto y lo tocó a Canapino, quien en el ingreso a la recta principal perdió tracción. Los dos transitaron el sector a la par, pero Altuna cruzó primero la meta por solo ¡9/1000!

“Canapino se cierra en la curva y frena de más. Igual fue una maniobra justa, de carrera”, contó el Monito, quien hasta ese momento festejaba ser el nuevo monarca del TRV6. “Está muy claro y es una lástima manchar una definición. Venía doblando y siento un toque”, acusó Canapino. Y luego aclaró: “Lo de Mariano Werner con Matías Rossi (comparando el toque que definió el título de TC) fue un error, pero esto fue con intención…”

Pero todo cambió después de la ceremonia del podio. Los comisarios deportivos de la CDA, Ariel González y Fernando Croceri (ex piloto), analizaron la maniobra y reubicaron al piloto de Lobería segundo y detrás de Canapino, quien así logró su sexto título en la categoría (todos con el MS Sportteam). Para la sanción las autoridades habrían aplicado el mismo criterio de los toques de José María López a Canapino en la definición del título del TRV6 en Neuquén 2013 y el de Leonel Pernía a Matías Muñoz Marchesi, en el Súper TC en San Juan 2014.   

Pero el tema no terminó ahí. Es que tras cruzar la meta ambos corredores no hicieron la primera curva y siguieron de largo por la recta que lleva a un sector en desuso. “Se habló del tema en la reunión de pilotos y por ello nos tenían que excluir a los dos”, señaló Altuna, buscando una resolución que le diera el título. Sin embargo, las autoridades no actuaron de oficio ni tampoco hubo un reclamó del Midas Racing Team, equipo de Matías Rodríguez (Mercedes), que terminó tercero. 

A todo esto, Raúl Trungelliti (h), dueño del equipo de Altuna, aprovechó Twitter y en su cuenta @raucla fue tajante: “El Top Race y la CDA del ACA son unos ladrones. Nos retiramos del TR y se armará otra categoría con la que hasta hoy fue la TR Junior…”…

Otro campeonato definido en los escritorios y con una polémica que opacó el hambre de gloria de Agustín Canapino, que llegó a diez títulos a nivel nacional y es el piloto vigente más laureado.

PorDarío Coronel