Súper TC2000

26/11/2018

Metió doblete

Facundo Ardusso (Renault) se consagró bicampeón. Fue quinto en la carrera que Mariano Werner (Peugeot) ganó en Alta Gracia. Se cerró un duro año de la categoría.

Foto: Renault Sport Argentina

Su regularidad y el no padecer tanto con los motores le permitieron a Facundo Ardusso lograr su segundo título seguido en el Súper TC 2000. Fue otra vez con Renault que luego de 25 años repitió un campeonato de pilotos. La nueva consagración fue ayer en el Autódromo Oscar Cabalén de Alta Gracia (Córdoba), donde la categoría terminó una temporada muy difícil.

Primero el piloto de Las Parejas dio un gran paso el sábado al lograr la pole position, sumar dos puntos y extendiendo a 25 la diferencia (con 40 en disputa aún) con Agustín Canapino (Chevrolet), su único rival en la definición. En la final Facundo no porfió la largada con Mariano Werner (Peugeot) quien tomó el liderazgo y ganó sin problemas en la despedida de Peugeot. “Parece increíble… Pero logramos cerrar este ciclo de la mejor manera”, contó Werner sobre la decisión de la marca de dejar la categoría.

En tanto que Ardusso tampoco se complicó en el final cuando cedió ante Canapino, Néstor Girolami (Peugeot) y Facundo Chapur (Citroën). “Tuve mucha tensión porque se fueron rompiendo las gomas, lo sufrieron mis compañeros de equipo; por eso bajé el ritmo y desde el box me dijeron que me alcanzaba siendo octavo. Soy campeón por el equipo, los patrocinantes y el trabajo que hago día a día. Ayudó el abandono que tuvo Canapino en la fecha pasada, pero somos merecidos bicampeones”, declaró Ardusso. “Facundo nos ganó muy bien. Él y su equipo fueron más rápidos y confiables”, reconoció Canapino, que fue segundo delante de Girolami.

El éxito de Ardusso le permitió a Renault repetir un campeonato de pilotos luego de 25 años, cuando en 1993, Juan María Traverso cerró cuatro coronas al hilo con la cupé Fuego (sus dos anteriores fueron en 1986 y 1988). Luego el Flaco fue campeón con Peugeot en 1995.

Se termina uno de los peores años de la especialidad que en 2019 cumplirá cuatro décadas. El arranque con tribunas generales vacías en Buenos Aires. Múltiples fallas con los motores que fueron determinantes (de hecho en los 200 KM de Buenos Aires, Ardusso reconoció que su único temor en la definición era el motor).  Antonio Abrazian dejó la presidencia de la categoría faltando dos carreras. Y como si todo eso fuera poco el jueves pasado se cambió el reglamento deportivo ya que según se estipulaba esta carrera debía ser con el formato “Gran Premio” de 60 minutos, pero el tiempo se redujo a 45 minutos (¿se bajó el tiempo porque no aguantan los motores?), aunque se respetaron los 42 puntos en juego.

Ardusso es un justo campeón en una temporada caótica para la categoría. Se viene un 2019 que será clave para el STC 2000 donde no se descarta el ingreso de los motores turbo. Su nuevo director deportivo y cabeza visible, Edgardo Fernández, tendrá el duro desafío de lograr la confiabilidad de los impulsores (sean nuevos o no), mejorar la paridad y reducir presupuestos donde este año un auto costó 10 millones de pesos…

CARRERA (27 vueltas)

1. Mariano Werner (Peugeot 408), 46m29s793
2. Agustín Canapino (Chevrolet Cruze) a 2s067
3. Néstor Girolami (Peugeot 408)  a 4s380
4. Facundo Chapur (Citroen C4 Lounge) a 5s122
5. Facundo Ardusso (Renault Fluence) a 7s311
6. Emiliano Spataro (Renault Fluence) a 7s526
7. Matías Muñóz Marchesi (Peugeot 408) a 7s730
8. Damián Fineschi (Toyota Corolla) a 10s424
9. Manuel Luque (Toyota Corolla) a 11s778
10. José Manuel Urcera (Citroen C4 Lounge) a 12s190
PROMEDIO: 140,933 km/h. RÉCORD DE VUELTA: Canapino (6ª) en 1m32s242/1000 a 157,867 km/h. CAMPEONATO:1) Ardusso, 241 puntos; 2) Canapino, 230; 3) Pernía, 172; 4) Rossi, 163; 5) Chapur, 154; 6) Llaver, 135; 7) Werner, 128; 8) Santero, 102; 9) Girolami, 88; 10) Spataro, 82.

PorDarío Coronel