Súper TC2000

05/11/2018

Un festejo completo

Facundo Ardusso y Mariano Altuna (Renault) ganaron los 200 Kilómetros de Buenos Aires. El Flaco ahora lidera el torneo y se perfila para ser bicampeón.

Todo a pedir de Facundo Ardusso. El campeón, junto a Mariano Altuna, ganó los 200 Kilómetros de Buenos Aires, en la penúltima fecha del Súper TC 2000. Esta victoria, y los abandonos de sus máximos rivales en la lucha por el campeonato, le permiten al piloto de Las Parejas (Santa Fe) reafirmar sus chances de retener la corona.

Ardusso marcó la pole position y su Renault Fluence lo largó el “Monito”, que hizo una prolija partida y mantuvo la punta. Tras una rápida detención para cambiar piloto, el “Flaco” salió a pista conservando la primera colocación y por su buen ritmo terminó venciendo. El podio lo completaron Facundo Chapur-Marcelo Ciarrochi (Citroën) y Julián Santero-Santiago Urrutia (Toyota). 

“El sábado con la pole lo viví con más emoción ya que sabía que era clave para ganar. También tuve un invitado de lujo como Mariano (Altuna) que merece una posibilidad para correr como titular en la categoría”, contó Ardusso. “No sé si esto es una revancha, sí que tengo muchas ganas de volver y le comenté eso a uno de mis patrocinantes. Veremos si se puede para 2019”, le respondió Altuna a CORSA.  

La gloria de Ardusso y Altuna contrastó con las frustraciones de otras duplas que sufrieron roturas o problemas con los motores u otras fallas mecánicas. Agustín Canapino (Chevrolet) no llegó a subirse a su auto por la rotura y principio de incendio de su impulsor cuando era conducido por su invitado, Franco Vivian. “Quedé sin chances. Una lástima porque mañana (por hoy) tampoco podré probar (tienen su ensayo en Alta Gracia). Quiero ver bien qué pasó”, le dijo el Titán a La Única, aunque las matemáticas aún le dan para pelear. “Mientras haya posibilidades, habrá que luchar. Pero espero que en 2019 se terminen las fallas con los motores. Es un tema de la categoría…”, le afirmó a este medio, Jorge Maiquez, director deportivo de Chevrolet.

Otro que padeció con los fierros es Matías Rossi (Toyota), que al poco de subirse tras reemplazar a José María López, quedó afuera por la presión de aceite. Y Leonel Pernía (Renault) también perdió sus chances cuando su Fluence, conducido por Norberto Fontana, se detuvo en boxes por problemas en el paddle shift.

Para destacar las 28.000 personas presentes. Hubo entradas gratuitas a todas las tribunas y el clima también ayudó. Para criticar que no se cumplió con el recorrido ya que faltaron seis giros para llegar a los 200 kilómetros y se hicieron 180,198 km... Es cierto que el reglamento decía 60 vueltas o 1h15m. Se terminó por tiempo, pero no hubo neutralizaciones. Es algo para revisar en la venidera edición.  

Queda una fecha y el título lo dirimirán Ardusso y Canapino. Hay 23 puntos de diferencia y en Alta Gracia habrá 42 en juego. Son los dos últimos campeones y tienen pergaminos para revalidar sus laureles.

PorDarío Coronel