Súper TC2000

27/11/2017

No se rinden

Ardusso (Renault) es casi campeón, pero Rossi (Toyota), ganador en General Roca; su escolta Canapino (Chevrolet) y Werner (Peugeot) buscan bajarlo.

Otro fin de semana caliente entregó el Súper TC 2000 en el circuito rionegrino de General Roca, donde se realizó la undécima y penúltima fecha del torneo 2017. Lo más relevante fue la “casi” coronación anticipada de Facundo Ardusso (Renault), quien ahora deberá esperar al cierre del torneo en Córdoba y aguantar las intenciones de Matías Rossi (Toyota), ganador de ayer, su escolta Agustín Canapino (Chevrolet) y Mariano Werner (Peugeot), que abandonó en el medio de una gran polémica.

En lo que pudo haber sido el último “weekend” con penalizaciones, esta variante deportiva le permitió a Rossi mantener sus aspiraciones. El Misil ganó de punta a punta la carrera clasificatoria del sábado y la final dominical. “Gané muy bien, yendo rápido toda la carrera. Cuando tenés un rival como Canapino hay que intentar tenerlo lo más lejos posible. El ritmo se cayó, pero terminamos bien”, contó el de Del Viso, quien llegó a 29 victorias en la categoría y es el segundo más ganador en la historia detrás de Juan María Traverso (68). “Encabezar la estadística después del Flaco es un orgullo”, confesó.

“Lo busqué por todos lados, pero el ritmo se perdió. Llegamos con chances matemáticas a la última carrera y el objetivo está cumplido”, dijo Canapino, quien solo logró presionar al Misil en las primeras vueltas. “Me dediqué a sacar lo mejor posible y más de este tercer puesto no se podía”, afirmó Damián Fineschi (Ford), que completó el podio.

 

Ardusso fue cuarto gracias a la defensa de su compañero Leonel Pernía, que sobre el final desertó por la presión de aceite en el motor. “Falta mucho. Hay que tener los pies sobre la tierra como hice hasta ahora. Lamento lo de Leo, quien me cuidó en todas las vueltas”, reconoció el líder del torneo, que le sacó 36 puntos a Werner, 39 a Rossi y 40 a Canapino. En Alta Gracia habrá 41 unidades en juego por lo que a Ardusso le alcanzará con ser 13º para lograr la corona.

La polémica del día fue el abandono de Werner por la rotura de una goma. El entrerriano acusó a Josito Di Palma (Renault). “Comenzó su maniobra tirándome afuera donde fui con dos ruedas en la tierra. Ahí se me rompió la goma. Josito buscó chocarme y lo consiguió”, dijo Mariano, que lo encaró al arrecifeño en su box. “Tuvimos que levantar todos para aguantarlo a Ardusso. Salí lento a la recta opuesta y ahí me encontré con Werner. Luego él se pasa en la horquilla y me tira a afuera”, respondió Josito, quien tuvo un apercibimiento de los comisarios deportivos y aseguró haber recibido otra advertencia de su rival. “Werner me dijo que no me olvidara que en dos semanas se define otro campeonato (NdeR: el de TC). Espero que no haga la misma cagada que hizo con Rossi…”, aseguró.

Fue un clima de definición el vivido en General Roca, aunque el escaso público no lo demostró. Todo parece servido para Ardusso, pero atrás tiene tres rivales de fuste que irán por el milagro y mucho más.

 

NO FUE CULPABLE…

Para la CDA del ACA, Josito Di Palma no fue responsable del abandono de Mariano Werner. “Miramos las cámaras a bordo de los dos autos. En la curva siguiente a la recta larga, Werner se pasa, bloquea y le pega a Josito. En las imágenes, ahí se ve que vuela un pedazo de llanta. No fue en la maniobra anterior, donde ahí sí le aplicamos el apercibimiento a Di Palma. Luego le pusimos otro por un toque a Esteban Guerrieri y fue excluido, más allá de su abandono”, explicó Gustavo Der Ohanessian, ex piloto y actual comisario deportivo. Vale destacar que Werner acusó al arrecifeño del daño en la llanta que derivó en la posterior rotura de su neumático y deserción. 

 

SIN FILTRO

Ulises Armellini, responsable del DTA, equipo que atiende a Peugeot, fue duro con Josito Di Palma. “Debe querer renovar con Renault. Hay que preguntarle qué quiso hacer... Le pegó a Werner, a Muñoz Marchesi y a Guerrieri. Igual Di Palma no se va a dar cuenta, va a seguir siendo Josito toda su vida”, sentenció el team-manager. También arremetió en contra de la fiscalizadora. “No quiero desmerecer a los comisarios presentes, pero en una penúltima fecha no puede faltar en lo deportivo, Diego Mesa, y en lo técnico, Ángel Portella. Sería bueno que la CDA se involucre en la definición de un campeonato”, concluyó.

 

MERITORIO

Hay que reconocer la hidalguía de Leonel Pernía. En la final tuvo un mejor auto que Facundo Ardusso, pero respetó la orden de cuidar a su compañero. En la vuelta 28º abandonó por alta presión de aceite. “Casi se rompió el motor. Lo paró el protector. Una lástima porque quería llegar con chances a la última fecha. Quería ir para adelante, pero trabajamos para que Renault sea campeón. Soy aguerrido, pero también tengo palabra y eso acordé con el equipo para este año. De ser una carrera normal llegaba a la punta para pelearle a Rossi y Canapino”, aseveró el Tanito, que podría haber logrado algo más en General Roca.

PorDarío Coronel