Súper TC2000

22/05/2017

Los motores en la mira

El cambio de algunos motores que no fueron sorteados no cayó bien. Dos de ellos fueron usados por los ganadores, Ardusso y Canapino…

Volvió a encenderse la polémica por los motores en el Súper TC 2000. En Rosario el tema se dio porque algunos impulsores que fueron cambiados, no estuvieron en el sorteo, alternativa que se da desde la fecha pasada. Dos de esos V8 fueron usados por los ganadores de esta presentación, Facundo Ardusso y Agustín Canapino.

“En el caso de Ardusso, tras una prueba por un problema eléctrico se cambió el motor. Pero cuando llegamos a Rosario el equipo de Marcelo Ambrogio pidió otro ensayo en el rolo. Se vio que el motor no estaba bien. Por el poco tiempo que había no se podía desarmar y por eso se le dio el de repuesto”, afirmó Jorge Simes, responsable de los motores en la categoría.

Sobre el de Canapino, indicó: “Hubo una queja por la falla en la performance. Se trabajó para buscar el problema y no se encontró nada. Por eso el equipo (Chevrolet) pidió el cambio. El mismo caso se dio con Matías Milla y Toyota”.

Desde la cita anterior en San Martín, Mendoza, volvió el sorteo de impulsores. Esto demuestra –tácitamente- la diferencia de rendimiento entre todos los Radical V8, cuya nueva versión se usa por completo este año. Por ahora, aparte de los casos mencionados, hay que recordar la falla que sufrió Gabriel Ponce de León (Toyota) en Potrero de los Funes, quien perdió la victoria el domingo porque se la apagó la planta motriz. “Los motores que pidieron ser reemplazados pasarán por el rolo y serán revisados. Normalmente no vuelven a los usuarios anteriores y quedan de repuesto. El motor ganador pasa a ser el último de los de repuesto”, explicó Simes.

Otra vez los motores vuelven a estar bajo la lupa. Es un tema determinante y que deberá ser analizado seriamente por la categoría.

PorDarío Coronel