Súper TC2000

24/04/2017

La calentura de Pernía

El tandilense fue lapidario con los comisarios deportivos luego de su exclusión tras la carrera clasificatoria.

El sábado a la tarde todo era alegría para Leonel Pernía. Pero esa sonrisa que esbozaba el Tanito se convirtió en un rostro de enojo tras ser excluido porque su auto presentaba una inclinación del piso del lado derecho fuera del reglamento. Después el piloto de Renault fue muy duro con los comisarios deportivos.

Pernía había hecho la pole position, pero por las penalizaciones por posición de torneo largó sexto la carrera clasificatoria donde terminó quinto. Después de que su Fluence fuese objetado y recibir la sanción, el de Tandil no se guardó nada. “Los comisarios dicen que no dio una de las tres partes que se miden del piso. Lo que pasó es que en la carrera el auto pisó pianos y por eso el piso se torció en un sector. Pero este coche pasó la verificación técnica luego de clasificar. Es una falta de criterio total e injusticia enorme. La van emparchando y son improvisados. Estos son los casos que te hacen bajar los brazos y te sacan las ganas de correr”, disparó el ex futbolista. “Te hacen quedar mal, me quedé sin posibilidades para el domingo y perdí chances de sumar buenos puntos para el campeonato, donde llegué segundo a Potrero de los Funes”, destacó.

“Había una diferencia en la dimensión permitida que es de dos grados. No tenía tantos raspones como para que se incline como estaba”, respondió Ángel Portella, comisario técnico de la CDA del ACA. 

Además, Pernía puso el dedo en la llaga en un tema que sigue dando tela para cortar: las trompas usadas en la apertura del torneo en Buenos Aires. “A todo esto venimos de una carrera donde corrimos con 30 kilos, el auto que me ganó (José Manuel Urcera con Citroën) no tuvo ningún lastre y el único coche que estaba en reglamento era el Toyota”, culminó un duro Tanito, que tras largar 30º la final puntana terminó 11º en una gran carrera.     

PorDarío Coronel