Súper TC2000

13/02/2017

“Queremos pelear por cosas importantes”

Damián Fineschi encarará un nuevo desafío, compitiendo el próximo campeonato en la debutante Escudería Fela.

El cambio no fue menor. Pasar de un equipo oficial a uno privado tiene sus diferencias, más si este último debuta en la categoría. Eso más que nadie lo sabe Damián Fineschi, que tras disputar el campeonato 2016 del Súper TC2000 con el equipo oficial Peugeot, arribó a la Escudería Fela, actual campeona de equipos y pilotos del TC2000, pero con nula experiencia en la división mayor.

 “Queremos pelear pronto por cosas importantes”, resaltó Fineschi, que abordará su décima temporada en la categoría. Sobre su llegada a la escuadra, destacó que “cuando se inicia un nuevo proyecto se generan muchas ganas. Uno viene con mucho entusiasmo y es lo que me produce esta nueva etapa: conocer nuevos profesionales, gente que está con muchísimas ganas para hacer bien su trabajo, poniendo todo”.

Más allá de ser el piloto más experimentado del equipo (compartirá techo con Luciano Farroni, quién debutó el año pasado, y Juan Ángel Rosso, que lo hará en este), Fineschi sabe que puede aprender y mucho al estar junto a Victor Rosso. “Lo conozco desde hace mucho y sé de los proyectos exitosos que ha hecho. Hay mucho para aprender de Víctor y voy a entregar de mí el 100 por ciento”, comentó el piloto de Quilmes.

En Villa Carlos Paz, el conjunto cordobés se encuentra alistando los tres Ford Focus III con los que arribará al Súper. Por allí se pasó quien finalizó 11° el pasado certamen, para medirse la butaca y colaborar con el equipo. “Construir un auto nuevo es un proceso muy lindo en el que cada detalle se cuida al máximo y eso es lo que están haciendo los mecánicos. De mi parte estoy haciendo todo lo que está a mí alcance”, manifestó, para luego admitir que el nuevo desafío hasta le quito tiempo de sus vacaciones, el cual aprovechó para tomar notas que sumen al trabajo del conjunto: “Desde que acorde mi llegada al equipo no puedo pensar en otra cosa. En esta fase de aprendizaje es clave poder acortar caminos”, explicó.

Por último, el piloto de 28 años destacó la importancia de la buena relación entre los integrantes de la escudería: “Cada uno busca que su conjunto mecánico-ingeniero sea el mejor posible, pero por suerte hay un espíritu de equipo que está bien marcado, el cual iremos aceitando carrera tras carrera para que funcione mejor”. “Así funciona esto, aprendiendo todos de lo que aporte cada uno desde su experiencia”, concluyó.