Súper TC2000

31/01/2017

La búsqueda del tesoro

Le seguimos el rastro a coches campeones o que marcaron una etapa en el TC 2000. ¿Será tiempo de reunirlos en un museo?

Una de las Fuego que usó Juan María Travesro está en el Museo de Termas de Río Hondo.

Hace un tiempo CORSA mostró en www.corsaonline.com.ar la restauración de la cupé Ford Taunus campeona del TC 2000 con Mario Gayraud en 1984. Ahora te contamos qué pasó con otras máquinas que dejaron su sello en el Turismo Competición ya sea logrando títulos o forjando una leyenda. Muchos de sus autos se perdieron, pero otros se recuperaron por esfuerzos particulares.

En el Museo Juan Manuel Fangio en Balcarce se encuentran dos Volkswagen emblemáticos de Guillermo Maldonado: el Gol campeón de 1994 (foto) y el 1500 “poli cromático” de 1988. En el mismo lugar está el Peugeot 504 de Osvaldo “Cocho” López, ganador en 1979 del torneo presentación del por entonces flamante TC 2000.

En tanto que Juan María Traverso tiene en su museo personal de Ramallo las siguientes joyas: el Renault 18 de 1985 y las cupé Fuego de los años 1988 y 1993, éstos son dos de los autos con los que el Flaco logró sus siete campeonatos en la especialidad. Además, un Peugeot 405 de 1997 y un Honda Civic de 1998. Mientras que otra Fuego, la del título de 1990, se encuentra en el Museo del Autódromo Termas de Río Hondo.

El Regatta Vencedor sigue perdido.

El Regatta Vencedor sigue perdido.

 

Aunque otro ícono histórico no tuvo la misma suerte y se perdió. Se trata del Fiat Regatta de Cocho López de 1989/90, conocido como “El Vencedor” por un producto de su principal patrocinante. “El auto quedó en un depósito de SEVEL, pero luego desapareció. Nunca más tuve novedades”, sostuvo el ex piloto. En 2009, Carlos González Fernández, en ese momento Director de Relaciones Institucionales de Peugeot (en la época de SEVEL ambas marcas producían de forma conjunta), le dijo a La Única, “el auto acá no está. Hace unos años Fiat nos pidió que lo busquemos, pero no tuvimos suerte. No tenemos idea de dónde puede estar…”

Las Ford Sierra también marcaron una época. Ernesto Bessone fue un símbolo de esos autos. “Tengo tres Sierra. La de 1992, aquella blanca y negra con la perdí el título en Tucumán contra el Flaco (Traverso), la de 1993 que era toda negra y otra de 1994, de color verde. También el Escort con el que salí campeón en 1996”, aseveró Tito que vive desde hace unos años en Alta Gracia, Córdoba, pero estos coches se los guarda un amigo suyo.   

Cabe recordar que a finales de la década del ´80 varios autos en desuso del TC 2000 llegaron a Mar del Plata para integrar una nueva categoría llamada TC 2000 del Atlántico. Allí, por ejemplo, se encontraron las Sierra de René Zanatta y Carlos Crocco de 1991 y el último auto VW Pointer que corrió Guillermo Maldonado en 1996 y que armó junto a Guillermo Kissling.

 

El Gol de Maldonado descansa en el Museo Fangio de Balcarce.

El Gol de Maldonado descansa en el Museo Fangio de Balcarce.

Además se recuperó un Renault 19 construido por Oreste Berta, que habría corrido Daniel Cingolani o Miguel Ángel Etchegaray en 1994. “Por lo que sé el último piloto que lo manejó lo donó a una escuela técnica por Lomas de Zamora. Luego el auto se lo quedó un herrero que lo tenía tirado en una calle. Un amigo me pasó el dato y lo compré por 2.000 pesos”, le contó a CORSA José Manuel Balbiani, quien reside en Alemania desde febrero de 2016 y es director comercial del equipo Zakspeed (el mismo que alguna vez corrió en Fórmula 1). 

“Me encantaría contar con un museo o al menos recuperar los vehículos que tanta historia tienen”, le afirmó el año pasado a CORSA el presidente del Súper TC 2000, Antonio Abrazian. Ojalá algún día se concrete esa idea ya que resultaría muy interesante reunir a los coches que marcaron los 38 años de historia de la categoría.

PorDarío Coronel