Súper TC2000

29/11/2016

Sin plan Rombo

Las desinteligencias le impidieron a Renault llegar a la última fecha con chances por el título de pilotos pese a tener seis autos y hacer una fuerte inversión. Como consuelo se quedó con los cetros de equipos y marcas.

Parecía que esta vez Renault iba a cortar la sequía de 23 años sin títulos en el Turismo Competición. En la primera parte de la temporada era la marca a batir por el fuerte presupuesto para dos estructuras y seis pilotos. Pero por algunas desinteligencias la gente del Rombo vivió otra frustración y llegó a la última fecha sin chances en la pelea por el certamen.

Luego de las victorias de Emiliano Spataro (Trelew) y Facundo Ardusso (San Martín, Mendoza) en dos de las cuatro primeras fechas, todo era a pedir de Renault. Aunque pagaron cara la falta de una sola cabeza deportiva. 

Su máximo responsable, Alejandro Reggi, Director Comercial de la marca, tomó las decisiones y en ocasiones hasta se contradijo. Por ejemplo, el domingo a la mañana en Toay (La Pampa), a cuatro fechas del final, dijo: “Ardusso es nuestro referente”. Pero en la final aceptó lo propuesto por el Ambrogio Racing, que no le ordenó a Pernía cederle su lugar al piloto de Las Parejas… 

En lo técnico, Reggi y Marcelo Ambrogio también acusaron a Ardusso que “por su estilo de frenado” solía bloquear su Fluence, algo trabajado en todo el año, pero que llegó a su punto cúlmine en General Roca. Allí se perdieron todas las chances por el título a pesar de la pole position que hizo Facundo para la carrera 1, que abandonó por ese problema y por la rotura de una goma. Luego de Toay, el santafesino pidió el cambio a la escuadra de Sergio Polze para 2017. Si bien aclaró sus diferencias con el Ambrogio Racing, su solicitud será evaluada por los popes del Rombo. Ya a fines de 2015 Spataro pidió el mismo traspaso y se lo dieron.

En 2008 Renault volvió de forma oficial y no logró el título a pesar de haber tenido entre otros pilotos de renombre a Matías Rossi, Guillermo Ortelli, Juan Manuel Silva, Mauro Giallombardo, Ardusso, Pernía, Spataro y Christian Ledesma. Tampoco la asistencia técnica de Sergio Rinland, ingeniero de mucha experiencia en la Fórmula 1, pudo cortar la mala racha en 2011.

En 2016 se lograron los títulos de marcas y equipos, pero ni siquiera se obtuvo el subcampeonato de pilotos, algo que sí consiguieron en 2013, 2014 y 2015 con Pernía. 

Sin dudas, llegó el tiempo del análisis y la autocrítica para los responsables del Rombo…   

PorDarío Coronel