Súper TC2000

25/10/2016

¿Un sistema perverso?

Por la reducción de los presupuestos de las fábricas cada vez son menos los pilotos contratados. Esto impide el regreso de figuras y la continuidad de otros corredores de buen nivel.

Desde hace varias temporadas el Turismo Competición se amoldó a un sistema que redujo la presencia de figuras. Ante el ajuste en los presupuestos, varios equipos oficiales acotaron el cupo a uno o dos pilotos contratados y sumaron a otros con un buen respaldo económico para equilibrar su finanzas.

“Estoy afuera por el sistema”, le afirmó Gabriel Ponce de León hace un tiempo a CORSA. El piloto de Junín es un ícono de la especialidad con tres títulos con Ford en la etapa del TC 2000, pero hoy no tiene un lugar permanente en el Súper TC 2000 y se debe conformar con participar como invitado en los 200 Kilómetros. Lo mismo sucede con otros referentes como Guillermo Ortelli y Juan Manuel Silva.

Esto también afecta a otros corredores que están desde hace mucho tiempo en la especialidad y no logran ser contratados a pesar de sus méritos. Tal es el caso de Bernardo Llaver (foto), que debutó en 2008 y estuvo en Toyota cinco temporadas, pero siempre pagando para correr. Sin el dinero para seguir en 2015, volvió este año bancando su lugar en el equipo Fiat que, a su vez, no le pudo cumplir el contrato a su único piloto contratado, Facundo Chapur (hoy en Peugeot).

En diálogo con CORSA Radio (miércoles de 18 a 19 por www.radioarroba.com), Berni no ocultó su lamento a pesar de obtener dos triunfos en el año (Oberá y Toay). “No pude disfrutar de las victorias por mis complicaciones con el presupuesto. Tras ganar en Toay el equipo me mostró mis cuentas y estoy en rojo…”, contó el mendocino. “No logro vivir del automovilismo y aún no sé si sigo en 2017…”, agregó el cuyano.

En su visita al programa de La Única, el presidente de la categoría, Antonio Abrazian, había confesado su intención de repatriar a las figuras. Claro que resulta un desafío para la especialidad y las fábricas en un panorama económico a nivel país cada vez más delicado.

PorDarío Coronel