Súper TC2000

26/09/2016

#STC2000: Un domingo caliente

Agustín Canapino, líder del torneo del Súper TC20000, acusó a Nacho Julián de pegarle por orden de Renault durante la final en La Pampa.

Detrás de la contundente victoria de Bernardo Llaver en la final del Súper TC 2000 pasaron algunas cosas que levantaron la temperatura como las maniobras polémicas entre Agustín Canapino (foto) e Ignacio Julián y Esteban Guerrieri y Mariano Werner. Canapino, líder del torneo, disparó munición gruesa hacia la gente de Renault.

“Estoy indignado y caliente con Nacho Julián y su equipo, que tuvieron poco profesionalismo. Primero él se adelantó en la largada y luego lo mandaron a chocarme. Si quieren jugar así es de mala leche…”, dijo el piloto de Chevrolet. La respuesta del Rombo no se hizo esperar.

“Peleamos muchos campeonatos en estos años. Ganamos o perdemos, pero con las reglas claras. Es una locura pensar que mandamos a Nacho a hacer lo que dice Canapino”, afirmó Marcelo Ambrogio, responsable del team del cordobés. “No choqué a nadie. Mi auto es el que quedó golpeado. Si Canapino tiene algo que decirme, que lo haga en la cara”, sostuvo Julián. Leonel Pernía, por su parte, bancó a su compañero. “Que Canapino no hable pelotudeces sino conoce a la gente que trabaja en Renault”, dijo.

Por otro lado, el Team Peugeot Total denunció que hubo un toque de Guerrieri a Werner. “Me empujó de atrás en la última curva”, dijo el paranaense. “En el fragor de la lucha veo que los autos se tocan, pero no sé si fui responsable de lo que pasó”, aseveró Guerrieri, quien con la maniobra le ganó la posición.

¿Cómo terminaron las historias? Los comisarios deportivos no tomaron ninguna medida por el caso de Canapino y Julián, pero sí recargaron con un puesto a Guerrieri, que perdió el segundo lugar a manos de José Manuel Urcera. Así Werner mantuvo su cuarta colocación a pesar de ser perjudicado…

PorDarío Coronel