Otras categorías

18/10/2017

No dejó nada

Audi celebró por partida triple en el DTM: campeón de pilotos, de constructores y de equipos.

La temporada de DTM terminó de la mejor manera para Audi. La casa de Ingolstadt obtuvo en Hockenheim, última fecha del certamen, la triple corona: campeón de constructores, de equipos y de pilotos.

Los primeros dos logros se dieron tras la competencia sabatina, donde Jamie Green y Mike Rockenfeller le dieron el 1-2 a la casa de los cuatro anillos.  El vencedor, integrante del Audi Sport Team Rosberg, le dio al equipo liderado por el ex campeón del mundo de Fórmula 1 su primera corona, en nada menos que 20 temporadas dentro de la categoría.  Por su parte, Audi obtuvo por segundo año consecutivo el cetro de constructores.

En la exigencia dominical, René Rast, el restante integrante del Audi Sport Team Rosberg, se hizo con el título. El 2° lugar, por detrás de Marco Wittmann (BMW) le alcanzó para ser campeón en apenas su primera temporada completa en el DTM, algo que no se veía desde 1993 con Nicola Larini.

“Mis felicitaciones a Dieter Gass (director de Audi Motorsport) y a todo el equipo Audi DTM. Nuestros ingenieros construyeron el mejor auto de la categoría el invierno pasado y nuestros equipos y conductores hicieron un trabajo perfecto. Los títulos son más que merecidos", expresó Peter Mertens, miembro del Consejo de Administración y Desarrollo Técnico de Audi.

Por su parte, Gass halagó la tarea de Rast: “Realizó una temporada increíble. Sabíamos que iba a tener un buen rendimiento, pero nadie, ni él mismo, se esperaba que luchara por el título y menos que lo consiguiera”, comentó.

“También estoy muy contento por el Audi Sport Team Rosberg. El equipo trabajó muy duro para ganar finalmente su título como constructor en el DTM”, concluyó Gass.

Rast se quedó con el cetro de pilotos por apenas 3 unidades sobre Mattias Ekström (Audi), mientras que Green y Rockenfeller completaron el 1-4 de la marca en el certamen. Entre los constructores, Audi aventajó por 230 puntos a Mercedes, y por 238 a BMW. Por último, el Audi Sport Team Rosberg superó a su par de Audi Sport Team Abt Sportline por 95, y por 131 al mejor equipo de una marca rival, el Mercedes-AMG Motorsport Mercedes me.

Terminó siendo un final de certamen redondo para Audi, monopolizando los títulos en una de las categorías más competitivas del mundo.