Otras categorías

05/07/2017

Un zonal de lujo

La Fórmula Entrerriana corre con autos usados en su momento por la F-3 Sudamericana a un costo de 35 mil pesos por fin de semana.

Combinar autos de gran nivel y presupuesto accesible parece casi un imposible en estos tiempos. Pero hay excepciones como la Fórmula Entrerriana, histórica categoría de monopostos que desde hace 11 años corre con máquinas ex F-3 Sudamericana y Fórmula Súper Renault.

La era dorada de esta especialidad fueron los años sesenta y setenta. De allí salieron grandes exponentes de la provincia como, por ejemplo, Alberto Scarazzini y Omar Martínez, entre otros. Hoy este zonal se destaca por tener en su mayoría chasis europeos de fibra de carbono y motores de dos litros de Audi y Renault Mégane.

El parque se compone por chasis Reynard, Dallara, Ralt, Tom’s y Berta, que volvieron esta temporada. La camada de coches europeos llegó a la especialidad en 2006. Su preparación actual presenta una potencia de 180 caballos, 220 km/h de velocidad final y gomas Pirelli brasileñas. Su fuerte está en el presupuesto: por 35 mil pesos se puede alquilar un auto por fin de semana. Según le informaron desde la categoría a CORSA, ese valor incluye todo concepto por costo operativo y puesta en pista del auto. Para los repuestos se usan elementos nacionales y, en ocasiones, otros importados.

Otros corredores ilustres a nivel nacional compitieron con buenos resultados en la división zonal como Gabriel Massei, seis veces campeón de la recordada F-2 Nacional y quien logró tres títulos en la Fórmula Entrerriana en 2010/11/13. El de Marcos Juárez, Córdoba, tuvo grandes duelos con otro conocido, Martín Ponte. “Corrí en 2013 y tuve unas buenas luchas en pista con Massei. Es un auto muy lindo de manejar con una velocidad de curva importante. Una lástima que no sea una categoría nacional”, le aseguró el de Concordia en diálogo con La Única.

En concordancia con los elogios de Ponte, hay quienes afirman que el tiempo de vuelta de un Fórmula Entrerriana sería más bajo que el de un TC, a pesar de tener menor potencia y velocidad final. Claro que la referencia habría surgido en pruebas extraoficiales, aunque sus fechas en Paraná, Concepción del Uruguay y Concordia son en sus circuitos chicos, a diferencia de los más largos que emplea la popular categoría. 

Sin embargo, con la Clase 3 de TN sí hay un margen de comparación en el trazado corto de Concordia. En 2013, Matías Rossi con un Citroën C4 oficial, marcó 1m15s001/1000 para lograr la pole. El año pasado, el actual bicampeón entrerriano, Nicolás Borgert (Ralt), estableció 1m09s203/1000…

Disputadas tres fechas del ejercicio 2017, Marco Veronesi (Ralt) lidera el campeonato con 80 puntos, nueve más que su hermano, Stéfano Veronesi (Ralt). El puntero del certamen viene de meter un doblete en la última fecha de Concepción del Uruguay, donde hubo 12 autos.

Para aquél que quiera sentir un verdadero pura sangre, los monopostos de la Fórmula Entrerriana aparecen como una interesante propuesta. Autos de buen nivel a un bajo presupuesto. Una grata excepción de un deporte donde en los últimos años los costos subieron a toda velocidad.

PorDarío Coronel