Otras categorías

12/10/2016

Las joyas de las 1000 Millas

Entre los varios vehículos que participarán en la 28ª edición de la carrera organizada por el CAS se destaca una Bugatti de 1922 desarrollado para correr las 500 Millas de Indianápolis.

CComenzó la cuenta regresiva para la 28ª edición de las 1000 Millas Sport que se desarrollará del 9 al 13 de noviembre por caminos de Neuquén, Río Negro y Chubut. Como todos los años, la competencia organizada por el Club de Automóviles Sport contará con un selecto parque.

Al cerrarse las inscripciones, en la lista de participantes sobresalen una Bugatti Indianápolis de 1922, un monoposto especialmente desarrollado para correr las 500 Millas. Otro modelo de la marca francesa, el Type 35 A de 1926 también estará en acción junto con un viejo conocido: el Straker Squire X/2 (“La Cebra”) de 1917.

Otros dos autos que despertarán la atención serán un Hudson Baquet y un Chrysler 66, ambos de 1930. Lo valioso de este último es que sólo se produjeron 22.606 unidades y tan sólo 1.213 en la versión Roadster.

Un Aston Martin International 1932 aparece como otro de los integrantes de la caravana de las 1000 Millas 2016. Este auto tiene como característica haber “nacido” en un período de recesión económica y con las ventas, de automóviles de calidad, en baja. Por lo tanto se rediseñó el chasis y el biplaza, con un motor de 1,5 litros, consiguió colocarse 5º y 7º en la carrera de Le Mans de 1932. Además ganó la Bienal Copa Rudge-Whitworth.

Además habrá un MG TA 1937, uno de los pocos más de 3.000 que se produjeron en sólo tres años. Este auto deportivo de dos plazas es famoso por el diseño del radiador, estribos y parabrisas plegable, entre otros detalles.