Empresas & Negocios

24/10/2017

Allison Transmission líder en Sudamérica

Las ventas de vehículos comerciales con transmisiones automáticas Allison continúa creciendo.

El uso de transmisiones totalmente automáticas para vehículos comerciales en América del Sur está aumentando, con cerca de 45.000 vehículos equipados con Allison Transmission. Camiones de basura, hormigoneras y autobuses -vehículos con frecuentes paradas y arranques- han descubierto las ventajas de las transmisiones Allison por sobre las transmisiones manuales y las transmisiones manuales automatizadas (AMT).

Las transmisiones automáticas Allison permiten una mayor productividad, menores costos de mantenimiento y menos tiempo de inactividad. En Brasil, las empresas de flotas de recolección de residuos, como BA Meio Ambiente en Porto Alegre, 77 de sus 81 vehículos, son camiones automáticos. Compañías como Andrade Guedes, Queiroz Galvão y Solví, que operan en Brasil, Perú, Argentina y Bolivia, también han adoptado la tecnología de transmisión totalmente automática Allison.

“Hemos verificado que la productividad de un camión automático es de 15 a 20% superior a las transmisiones manuales, incluso teniendo en cuenta variables como el tráfico, la dificultad de la ruta y la cantidad de basura recolectada”, dijo Luis Fernando Brandi Lopes, Gerente de equipos y mantenimiento de Vega. “Por otra parte, el vehículo vuelve más temprano a la empresa lo que deriva en menos horas extras pagadas”.

En la ciudad de Río de Janeiro, todas las empresas de Comlurb, la agencia reguladora de recolección de basura, también han adoptado esta tecnología. Las transmisiones automáticas Allison cumplen con una serie de necesidades, incluyendo menores costos de mantenimiento y una operación más silenciosa, proporcionando mayor comodidad acústica para las personas durante la recolección de basura.

“Para los camiones de basura, las transmisiones automáticas son esenciales“, dijo Silvio Gianchini de Limp AR Rosario en Argentina. “Favorecen a una recolección más rápida, menor tiempo de inactividad y una mayor seguridad del conductor".

La elección de transmisiones automáticas entre las flotas de camiones hormigoneras también es fuerte. Empresas como Andrade Gutiérrez, uno de los grupos de infraestructura más grandes de Latinoamérica, también eligen transmisiones automáticas Allison.

"En comparación con nuestros mezcladores con transmisiones manuales, los equipados con Allison consumen 10,4 por ciento menos de combustible, transportan 8,6% más de concreto y trabajan 7% menos de horas para realizar el mismo trabajo", sostuvo Ermano Silva, responsable del Mantenimiento y Gerente de equipo.

Las transmisiones totalmente automáticas también se están convirtiendo en estándar para todos los tipos de autobuses. Hay más de 30.000 unidades en las rutas de países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela. Entre las ciudades, Buenos Aires, la capital de Argentina, es líder con 100% de sus autobuses de tránsito equipados con transmisiones totalmente automáticas - de las cuales el 90% son Allison.

"Los autobuses con transmisión manual nos dieron muchos problemas de desgaste", dijo Daniel Dobrilovich, gerente de servicio de COLCAR. "El Mercedes-Benz equipado con carrocería y suspensión neumática de Metalpar con capacidad para 200 pasajeros funciona bien con un rendimiento excelente. La gente pensaba que este tipo de transporte consumiría más combustible, pero el vehículo automático está consumiendo menos que el manual”.

En la capital de Chile, Santiago, ha habido una expansión y actualización de Transantiago, el sistema de tránsito rápido de autobuses (BRT) de la ciudad, y sus alimentadores - con más de 2,5 mil autobuses circulando ahora con una transmisión Allison. Además, Venezuela cuenta con más de 15.000 unidades entre sus autobuses articulados y vehículos de alimentación. Un número creciente de transmisiones de Allison también se puede encontrar en Montevideo, Uruguay con 800 unidades, y en Lima, Perú, con más de 400 autobuses totalmente automáticos.