Mundo CORSA

16/05/2019

Ningún samurai

A pesar de su gran nivel, Japón aún no generó un piloto ganador en la Fórmula 1.

Takuma Sato celebra en Estados Unidos 2004. Fue el segundo japonés en subirse a un podio de la Máxima.

Si bien tiene altos presupuestos, tecnología, difusión y hasta sus promocionales con Fórmula 3 y 4, el desarrollo profesional del automovilismo japonés todavía no produjo pilotos que brillen en la Fórmula 1. Aún teniendo equipos de fábrica como lo hicieron en su momento Honda y Toyota, que permitieron que algunos jóvenes hagan sus primeras armas en el gran circo.

16

Son los japoneses que corrieron en la Fórmula 1, pero ninguno de ellos pudo ganar. Solo lograron tres terceros puestos.

Son 16 los japoneses que compitieron en la Máxima entre 1976 y 2014, pero ninguno de ellos pudo ganar. Tres terceros puestos fueron los mejores resultados que lograron sus corredores, con Aguri Suzuki (Larrouse) ante su gente en 1990, Takuma Sato (Honda) en los Estados Unidos en 2004 y el último de sus representantes en la Máxima, Kamui Kobayashi (Sauber), también de local, en 2012.   

El caso de Sato generó mucha expectativa. Mostró su pasta en la F-1, pero su forma agresiva de correr le jugó en contra. Se mudó a la IndyCar y tuvo su gran aliciente en 2017 al ser el primer japonés en ganar las 500 Millas de Indianápolis, desde ya, con un auto impulsado por Honda. 

Tampoco ayudó en la causa la motorización de fábricas niponas o cuando éstas tuvieron sus propios equipos. Ello abrió las puertas para que los pilotos de su país se desarrollen en el mundo de la F-1, pero, todavía, no hubo ningún ganador japonés en la Máxima.

Aguri Suzuki fue el primer nipón en subir al estrado. Ocurrió en Suzuka, en 1990

Aguri Suzuki fue el primer nipón en subir al estrado. Ocurrió en Suzuka, en 1990

 

PorDarío Coronel