Mundo CORSA

16/05/2019

De primer nivel

Para Rosso, Silva y Fontana, el automovilismo japonés es de los mejores del mundo.

Tres referentes argentinos en el exterior corrieron en Japón. Víctor Rubén Rosso, Norberto Fontana y Juan Manuel Silva, compitieron en diferentes categorías ya sea sobre monopostos o en autos con techo. CORSA charló con ellos para conocer su experiencia en el automovilismo nipón.

“Estuve entre 1990 y 1992. Allá la actividad es muy fuerte. No tiene tantas categorías en comparación con la Argentina, pero están muy marcadas las dos que mandan. En mi época por un lado estaba el Turismo Grupo A que sería el GT de ahora, donde corrían los Toyota Corolla, Honda Prelude y BMW. En el SGT siempre corrieron dos pilotos. Yo corría en su F-3. El japonés tiene mucha atracción por el automovilismo y por eso los autódromos siempre están llenos. Su nivel de tecnología es muy fuerte, nada que envidiar al europeo”, comentó Bichín Rosso, hoy team-manager en el TC 2000. 

Fontana, en su paso por Japón.

Fontana, en su paso por Japón.

“Es un automovilismo muy fuerte y al nivel de Europa. Participan muchas marcas Toyota, Honda y Nissan que invierten mucha plata. En el GT 500 del Súper GT los autos son prácticamente un DTM. También hay competencia con las proveedoras de neumáticos, Yokohama, Bridgestone, por ejemplo, y antes era libre. Tienen un buen presupuesto y por eso contratan a pilotos extranjeros. Respecto de la Súper Fórmula, es la F-1 nacional para ellos. Manejan también muy buenos presupuestos. Hay motores Honda y Toyota, pero otras empresas vinculadas al automovilismo también participan y aportan mucho dinero en la categoría”, explicó Fontana, quien corrió en la Súper Fórmula entre 1996 y 1998.

“La actividad es muy profesional. No corrí en Europa, pero Japón debe estar al primer nivel internacional. Hay muchas empresas que se involucran en el automovilismo. El público también se engancha mucho y cuando yo corrí allá ya se veía mucha interacción de los pilotos con la gente”, contó Juan Manuel Silva, quien en 1997 corrió en el campeonato de turismo con Toyota. Era la versión japonesa del BTCC, o la Copa de las Naciones que corría en Sudamérica.

PorDarío Coronel