Mundo CORSA

08/10/2018

El mejor homenaje

Los Ferrari Monza SP1 y SP2 integran la serie Icona. Se trata de vehículos modernos inspirados en míticos modelos de la marca italiana.

Con el objetivo de cautivar a sus clientes y coleccionistas más apasionados, Ferrari presentó una nueva gama de vehículos llamada Icona, que nace de un concepto inspirado en los más míticos autos del Cavallino de los ’50, aunque dotados de la mejor tecnología actual.

La misma ya tiene sus dos primeros modelos: Ferrari Monza SP1 y SP2, que reinterpretan los icónicos Ferrari barchetta de competición, desde el 166MM de 1948, origen del concepto barchetta, hasta los 750 Monza y 860 Monza.

El Ferrari Monza SP1 ha sido diseñado como un vehículo monoplaza de calle con una identidad única que ofrece a su conductor una experiencia netamente genuina. El Ferrari Monza SP2, es su versión biplaza donde, gracias a la eliminación del cubre capota y la inclusión de una pantalla protectora junto con una segunda barra antivuelco, el pasajero puede compartir con el conductor las mismas sensaciones durante su conducción.

Los Ferrari Monza SP1 y SP2 son vehículos únicos de diseño imponente y exclusivo, con la mejor relación peso potencia de un coche en configuración barchetta gracias al uso intensivo de la fibra de carbono en su construcción y detalles específicos que incluye, como son faros, luces traseras, ruedas e interiores. Equipados con el motor más potente que Maranello ha construido, un V12 de 812 CV, son capaces de pasar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, y de 0-200 km/h en 7,9 segundos.