Mundo CORSA

23/07/2018

Caro, pero el mejor

Este Porsche 959 que corrió en el Dakar en 1985 será subastado por RM Sotheby’s en octubre. Podrían pagar hasta tres millones de dólares.

Entre 1982 y 1986 en el Mundial de Rally regía el reglamento del Grupo B que permitía vehículos muy livianos y equipados con motores turboalimentados. Competían las principales marcas ya que solo tenían que fabricar 200 unidades del modelo que querían homologar. Entre los participantes estaba Porsche, representada por el 911 SC/RS. Pero este auto no solo derrapó en el WRC ya que su base sirvió para desarrollar otras máquinas especiales para el Dakar, una carrera que con el tiempo se convirtió en la más exigente del mundo.

La primera versión dakariana del 911 fue el Type 953 911 con el que debutó y ganó en 1984 con el francés René Metge detrás del volante. En 1985 la marca alemana reemplazó al 953 con el 959, aunque esta vez la participación fue decepcionante porque ninguno de los tres autos llegó al final.

El desquite llegó en 1986 y a lo grande. Hizo doblete con Metge y el belga Jacky Ickx. Además, el alemán Roland Kussmaul terminó en el sexto lugar. Estos resultados permitieron que el 959 quedara en el recuerdo de la gente. Pero no solo por su performance sino también por su decoración en azul y blanco y vivos rojos y dorados por la marca de cigarrillos Rothmans, el patrocinador principal del equipo.

Estos autos estaban equipados con el motor Carrera atmosférico de 3.2 litros y contaban con un sistema de tracción a las cuatro ruedas modificado heredado del proyecto del Rally Mundial.

El 959 vuelve ahora a ser noticia porque uno de sus ejemplares (el chasis Nº 010015) será subastado el 27 de octubre por RM Sotheby’s como parte de la venta del Porsche 70° Aniversario de la casa de subastas en Atlanta.

El ejemplar en cuestión fue conducido por Metge en el Dakar de 1985, pero no terminó la competencia por una falla mecánica. Porsche fabricó seis unidades del 959. De ellas, solo cinco llegaron a nuestros días y dos están en manos privadas. Por tal motivo, en RM Sotheby’s estiman que este auto será subastado en poco más de tres millones de dólares.