Mundo CORSA

25/06/2018

Volkswagen, nuevo rey de Pikes Peak

Con un auto eléctrico conducido por Romain Dumas bajó en 16 segundos el récord que estaba en poder de Peugeot y Sébastien Loeb desde 2013.

El último domingo se disputó la 96ª edición de la trepada de Pikes Peak, un auténtico desafío para hombres y máquinas ya que se trata de un ascenso de 20 kilómetros en medio de las montañas Rocallosas de Colorado, en Estados Unidos, y que tiene su meta a más de 4.300 metros sobre el nivel del mar. El gran protagonista de esta mítica prueba fue el francés Romain Dumas, quien logró un nuevo récord absoluto con el I.D. R Pikes Peak eléctrico preparado por Volkswagen Motorsport.

Aunque el objetivo de la marca alemana era ganar en la categoría de vehículos eléctricos, Dumas rompió los relojes y quebró la plusmarca que estaba en poder del francés Sébastien Loen desde 2013. El piloto de VW cronometró 7m57s148/1000 y mejoró en 16 segundos el registro que había establecido su compatriota a los mandos de un Peugeot 208 T16 Pikes Peak con motor a combustión.

Construido en solo siete meses, el I.D. R Pikes Peak cuenta con dos baterías de iones litio integradas e interconectadas que están ubicadas a ambos lados del habitáculo. Estas alimentan por separado a dos motores de alto rendimiento para los ejes delantero y trasero. Juntas, proporcionan una potencia de 680 CV.

“Estamos rompiendo fronteras con el I.D. R Pikes Peak: es la primera vez que Volkswagen competirá con un coche totalmente eléctrico. Junto con el elaborado concepto aerodinámico y los requisitos especiales del chasis, el desarrollo del sistema de propulsión eléctrica fue el mayor reto”, afirmó François-Xavier Demaison, director técnico de Volkswagen Motorsport.

Por si solo, el I.D. R Pikes Peak produce hasta un 20% de la energía eléctrica requerida para la trepada. Los motores, que en otro caso propulsarían el coche, funcionan como generadores durante la frenada. Este proceso de regeneración les permite generar potencia que fluye de nuevo hacia la batería y también contribuye en parte al rendimiento de la propia frenada.

El diseño del prototipo germano tiene por finalidad resaltar, en algo más que en apariencia, su pertenencia a la futura familia I.D. (I.D., I.D. CROZZ, I.D. BUZZ, I.D. VIZZION), la gama de vehículos de serie totalmente eléctricos que Volkswagen lanzará al mercado en 2020.

PorDiego Durruty