Mundo CORSA

25/06/2018

Para la historia

Una saudita al mando de un Fórmula 1 marcó el inicio del derecho a manejar de las mujeres de su país.

La saudita Aseel al Hamad manejó el pasado domingo un Renault de Fórmula 1 en el circuito francés de Paul Ricard en un día histórico para Arabia Saudita ya que entró en vigor la ley que permite oficialmente a las mujeres del país árabe manejar automóviles.

Aseel al Hamad tomó el volante del Lotus Renault E20 en el marco de una exhibición horas antes del arranque del primer Gran Premio de Francia de F.1 en una década. Se trata del mismo vehículo con el que el finlandés Kimi Raikkonen ganó en 2012 el Gran Premio de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos).

"Creo que hoy no solo se trata de celebrar la nueva era de mujeres que empiezan a conducir, sino que también es el inicio de las mujeres en los deportes de motor de Arabia Saudita", afirmó Al Hamad.

Empresaria y diseñadora de interiores, Al Hamad es la primera mujer de la Federación de Deportes de Motor de Arabia Saudita y el primer miembro femenino de la Comisión de Mujeres en Deportes de Motor de la Federación Internacional del Automóvil (FIA, por sus siglas en inglés).