Mundo CORSA

15/11/2017

El musical de Ayrton Senna

La obra, que se estrenó el viernes pasado en Río de Janeiro, repasa momentos cumbres de la vida del astro brasileño.

El pasado viernes se estrenó “Ayrton Senna, el musical” en el Teatro Riachuelo de la localidad brasileña de Río de Janeiro. La obra, que estará en cartel hasta el 4 de febrero, reivindica la figura del astro brasileño que perdió la vida el 1 de mayo de 1994 durante el Gran Premio de San Marino de Fórmula 1.

Con un montaje de inspiración circense que pone en escena a 24 actores, bailarines y acróbatas, 15 canciones originales, luces de neón, neumáticos, cascos, boxes y sonidos de motores, el director Renato Rocha busca trasladar al espectador a un circuito de F-1. De hecho, el musical no pretende ser una biografía cronológica de Senna, sino una experiencia sensorial y emotiva que repase momentos cumbres de la vida de ese piloto fallecido a los 34 años a través de las cinco vueltas que hizo el 1 de mayo de 1994 en el circuito de Imola antes de estrellarse mortalmente contra el muro de la curva de Tamburello.

El encargado de interpretar a este ídolo de masas es el joven Hugo Bonemer, que tiene un parecido razonable con Senna: con su media melena, su buzo rojo y un casco debajo del brazo, solo le hace falta una luz cenital para hacer revivir ante el espectador la imagen de uno de los mayores pilotos de todos los tiempos, campeón de F-1 en 1988, 1990 y 1991. “Este es de esos papeles que uno desea mucho, pero que a la vez dan mucho miedo. Es una gran responsabilidad”, confesó el actor.

Forjado principalmente en los escenarios, pero con participaciones en algunas telenovelas, Bonemer compartió tiempo con la familia de Senna, conoció de cerca el trabajo educativo de la fundación que lleva su nombre y vivió en propia piel el “coraje” que deben tener los pilotos para manejar un bólido.

“Aunque Senna competía en un medio muy elitista, fue un vencedor sin dejar su humanidad y su humildad, ayudando al prójimo. Cuando levantaba la bandera de Brasil, nos daba la esperanza de que un país mejor era posible”, señaló Rocha sobre este emotivo y singular homenaje.