Mundo CORSA

31/05/2017

¡Hasta con casas rodantes!

Red Bull vuelve a sorprendernos. Esta vez, una carrera entre sus pilotos con poderosos Aston Martin, aunque con un atípico lastre atrás…

Uno de los sellos distintivos de Red Bull desde su incursión en el mundo motor ha sido la realización de diversas pruebas tanto dentro como fuera de la pista, en la que han participado incluso hasta sus pilotos de Fórmula 1.

Esta vez no fue la excepción, y Daniel Ricciardo junto a Max Verstappen compitieron de una manera un tanto especial: llevaron en sus Aston Martin Vanquish convertibles sendas ¡casas rodantes!, que terminaron desparramando por todo el Red Bull Ring austríaco.