Mundo CORSA

27/12/2016

Volvo y un duelo de titanes

La compañía sueca enfrentó en las pistas a dos pesos pesados de la marca: el Iron Knight vs el Volvo S60 Polestar de WTCC, en lo que fue una competencia más que reñida.

Volvo, uno de los principales fabricantes de camiones y vehículos del mundo, planteó una original carrera entre dos de sus más poderosos modelos, con una salvedad: de un lado un camión, del otro, un auto.

El Iron Knight vs el S60 Polestar TC1.

El Iron Knight vs el S60 Polestar TC1.

Entre los gigantes, la firma sueca utilizó el Volvo Iron Knight, un camión de alto rendimiento, con una potencia de 2.400 CV y 6.000 Nm de par, un peso de 4,5 toneladas y capaz de acelerar de 0 a 100km/h en apenas 4.6 segundos. Logró dos récords mundiales FIA de velocidad en las categorías de 500 y 1.000 metros este año.

En frente, el Volvo S60 Polestar TC1, con el cual la marca se desempeña en el Campeonato Mundial de Autos de Turismo (WTCC en inglés). Cuenta con un motor turbo potenciado de 4 cilindros, una potencia de 400 CV  de fuerza y 470 Nm de torque, y un peso total de 1,1 toneladas. Venció en la primera de las dos competencias que se corrieron en Shanghai, China, en septiembre pasado.

La competencia, que se realizó con pista húmeda, se dividió en dos: primero, se disputó una carrera de un cuarto de milla, donde el Iron Knight prevaleció por estrecho margen. Más tarde, la segunda exigencia fue a un giro, sobre en el  circuito de Mantorp Park, Suecia. Allí, la ventaja fue para el S60 Polestar TC1, también por una ínfima diferencia.

Mirá como fue el duelo entre los dos titanes:

De esta manera, Volvo eligió demostrar la tecnología de avanzada, ingeniería y potencia de sus vehículos en la pista, demostrando la filosofía de la compañía, basada en la autosuperación día tras día.