Mundo CORSA

20/11/2016

Palo, victoria y campeonato

Laurens Vanthoor jamás olvidará su paso por el difícil circuito de Macao: volcó, ganó la carrera y se quedó con el título del FIA GT World Cup.

Macao tiene bien ganada la fama de circuito difícil. Las imágenes de autos chocados contra los guard-rails es una postal de todos los años. Sin embargo, jamás se había definido un campeonato con un vuelco como ocurrió en la última fecha del torneo de la FIA GT World Cup.

El belga Laurens Vanthoor (Audi R8) dominaba la prueba hasta que fue superado por el neocelandés Earl Bamber (Porsche). Inmediatamente intentó recuperar la punta, pero le pegó al piano interno y se fue hacia una de las vallas externas. Su auto rebotó, se elevó en el aire, cayó de techo y se desplazó así durante varios metros.

Inmediatamente la carrera se canceló con bandera roja y eso determinó el final de la prueba, que tuvo a ¡Vanthoor como ganador! al tomarse la clasificación con la vuelta anterior. De esta manera, el belga, que salió del auto por sus propios medios, no solo que se quedó con el triunfo, sino también con el título de la especialidad.