Mundo CORSA

18/01/2016

El Papa rezará por Schumi

Jean Todt, presidente de la FIA, se reunión con el Papa Francisco y le pidió una plegaria por la salud de Michael Schumacher.

"Le pedí que rezara una plegaria por él y aceptó de buen gusto", afirmó Jean Todt, presidente de la FIA, tras reunirse con el Papa Francisco y hablar de la salud del ex campeón mundial Michael Schumacher.

La visita de Todt al Pontífice ocurrió en el marco de su rol como enviado especial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial y sirvió para que el ex dirigente de Ferrari le pidiera a Francisco rezar por el séptuple campeón mundial de Fórmula 1.

Schumacher se accidentó mientras esquiaba en Meribel, Francia, en diciembre de 2013, estuvo 18 meses en estado de coma y actualmente se recupera en su mansión, que fue especialmente adaptada, aunque su estado de salud resulta un misterio.

Todt, viejo amigo del ex piloto alemán, es uno de los pocos autorizados a visitarlo, al igual que Ross Brawn, con quien también compartió años de gloria en Ferrari. Es poco lo que se sabe de su recuperación y todo pasa por Sabine Kehm, su apoderada.

"Fue una jornada plena en la que en realidad vinimos para conversar de seguridad vial. Pude constatar el tono positivo de nuestra charla que se extendió y, obviamente, aproveché para pedirle por Michael", comentó en diálogo con Radio Vaticana.

"La vida siempre ofrece una oportunidad y esta era una gran ocasión de hacer algo extraordinario", completó Todt, quien aprovechó también para mostrarle al Papa un filme de Luc Besson titulado "Save Kid's Lives" (Salven la vida de los niños).

"Lo impresionó muchísimo", dijo al respecto Todt, quien dijo que Francisco "también se conmovió cuando le dijimos que cada día mueren 500 niños en el mundo en accidentes de tránsito y otros 20.000 resultan heridos".

Todt completó las alarmantes cifras, "que no son lo suficientemente conocidas", explicando que anualmente "mueren 1,3 millones de personas y otros 50 millones resultan heridos en accidentes de tránsito".