Entrevistas

25/08/2011

''Queremos salir del bache''

La actualidad de Guillermo Ortelli en el TC no es la mejor. Aunque lidera la Etapa Regular y ya se clasificó para la Copa de Oro, está preocupado por el rendimiento de su auto.


Clasificarse cuando todavía restan dos fechas para el comienzo de la Copa de Oro del Turismo Carretera es algo que le generaría serenidad a cualquier piloto. Más todavía si ya tiene la victoria obligatoria para ser campeón. Sin embargo, ese no es el caso de Guillermo Ortelli. Pese a tener asegurado su lugar desde la carrera de Río Cuarto, el piloto de Salto está algo intranquilo por su actualidad. Es que después de su triunfo en Buenos Aires (heredó el primer puesto tras la exclusión por técnica de Gabriel Ponce de León), el Chevrolet del Dole Racing no volvió a demostrar el rendimiento que también le permitió llegar segundo en Mar de Ajó, Trelew y Neuquén.

La caída del quíntuple campeón comenzó en Rafaela. Porque si bien en Posadas había finalizado 20°, en aquella ocasión terminó retrasado por un toque de atrás en la final. Pero en la pista santafesina, la falta de potencia de su motor le hizo perder mucho tiempo con relación al resto. Pero así y todo, intentó no alarmarse: “Nos vamos con una diferencia similar a la que teníamos cuando llegamos y eso nos deja conformes, porque tranquilamente podíamos haber perdido mucho más”, comentó tras finalizar 18°… Días después de aquella actuación, el Dole prescindió del trabajo del chasista Ricardo Gliemmo y eso fue algo que también pareció influir en el rendimiento de su Chevy.

En las fechas siguientes, su nivel continuó en la misma sintonía y se mantuvo siempre en la mitad del pelotón. Fue recién ahí cuando reconoció que las cosas no marchaban como el esperaba. Y no es para menos, en las últimas cuatro carreras solo sumó 19,5 puntos. Ahora, en la previa de la fecha final de la etapa regular en Paraná (28 de agosto), sabe que tendrá su última posibilidad de optimizar su performance, para llegar de la mejor manera a la definición.

-¿A qué atribuís la falta de buenos resultados?
-No lo tenemos muy en claro. Fueron muchas causas distintas. Un toque en Posadas, la falta de potencia en Rafaela, la rotura del spoiler delantero en la clasificación de Río Cuarto… Fueron todos factores que nos impidieron funcionar como queríamos y sumar los puntos que esperábamos para asegurarnos con anticipación el primer lugar de la etapa regular.

-¿Esto te preocupa?
-Y sí, es lógico que esté preocupado. Si bien ya estoy clasificado, hoy por hoy no encontramos la forma de recuperarnos y queremos salir del bache en el que estamos. Igual, también me da confianza saber que ya tenemos la victoria necesaria. Eso es algo a favor para encarar los playoffs. Voy a correr sin la presión de saber que necesito un triunfo si o si.

-Y en cuanto a esa victoria, ¿creés qué los 30 kilos que cargaste te están perjudicando?
-Siempre sumarle peso al auto te hace perder rendimiento. Nosotros veníamos muy bien y nos caímos, si bien no le podemos adjudicar toda la responsabilidad a eso, sin dudas que influyó.

-¿El cambio de chasista también tuvo algo que ver?
-El hecho de cambiar en la mitad del campeonato implica que tenga que modificarse la forma de trabajar, entre otras cosas. Igualmente los ingenieros del Dole son muy capaces y no tenemos problemas en ese aspecto.

-¿Qué opinás de los cambios que hicieron algunos equipos para tener exclusividad con un chasista o motorista?
-Eso es decisión de cada uno. A veces tu auto está funcionando muy bien y por realizar ese cambio perdés nivel. Porque es lógico que se necesite un tiempo de adaptación. En nuestro caso, fue una decisión que tomamos con el equipo. Pero vuelvo a repetirte, cada uno hace lo que quiere.

-¿La falta de resultados te hizo perder algo de confianza para pelear por la Copa de Oro?
-No, eso no. Me preocupa, pero la confianza no la voy a perder. Ya estamos trabajando y buscando nuevas alternativas para mejorar, para volver a ser competitivos.

-¿Qué expectativas tenés para las próximas fechas?
-En principio, aprovechar la última prueba para dejar en las mejores condiciones el auto para la etapa más complicada. Si bien quiero asegurarme el primer lugar, sé que en estas fechas es el momento ideal para probar, porque si te equivocas no se siente tanto. En los playoffs, uno no puede dar la ventaja de no sumar buenos puntos en una carrera. Así que para la fecha de Paraná el objetivo es pulir detalles y dejar el auto en las mejores condiciones para la Copa de Oro.

Sin dudas, Ortelli espera superar este bache para volver a ser el que fue al principio de la temporada cuando a fuerza de un rendimiento excelente se convirtió en el gran candidato. En fin, busca afinar la puntería para ir con todo por una corona más.

ENTREVISTA PUBLICADA EN EL SUPLE CORSA PARA DIARIOS DEL INTERIOR.