Entrevistas

07/06/2010

Guerrieri: "Es triste no tener apoyo de mi país"

Desde su departamento en República Checa, Esteban Guerrieri habló vía Skype con CORSA Online. Contó su sentimiento tras el doble triunfo en la WSR y volvió a pedir apoyo de la Argentina.

Está recién llegado del circuito de Brno. La World Series by Renault aprovechó para extender su estadía en República Checa hasta el lunes para hacer un ensayo comunitario. Como sucedió el sábado y el domingo, al tope de la clasificación estuvo él, Esteban Guerrieri. El pibe argentino vivió un fin de semana único con su doble triunfo en la cuarta fecha de la WSR, pero lo disfruta a medias. Sabe que pese a sus buenos resultados, su continuidad en el equipo ISR depende del apoyo económico. Por ahora no hay novedades y corre riesgo de pegar otro faltazo a Magny-Cours, la próxima cita de la categoría. Igual se hace tiempo para hablar con CORSA Online, Skype mediante...

-¿Qué sentís después de este doble triunfo en Brno?
-Estoy súper contento. Fue un fin de semana 10 puntos. Nos llevamos todas las unidades en juego en las dos carreras. Y el equipo está creciendo. Nos estamos consolidando como grupo...

-¿Cuando surgió la posibilidad de correr en el ISR, te imaginabas que ibas a llegar a ganar?
-Eso de entrada no se sabía. Era un desafío muy grande porque era un equipo nuevo. Estuve en situaciones similares y no es fácil estar en un equipo que recién empieza. Hay que ser muy detallista en todo para que si hay un error, no suceda otra vez. Pero siempre estuvo en nuestros planes poder ganar, pero no tan rápido.

-¿Dónde esta la diferencia con el resto de los equipos que tienen mayor experiencia en la categoría?
-Todos los equipos pueden cometer errores, pero lo importante es capitalizarlos… El tema es lograr una unión e intentar una buena puesta a punto, porque sin un auto bueno es imposible ganar carreras.

-Ya tenés varias victorias en el automovilismo europeo, ¿cómo definís son estas dos?
-Son victorias diferentes, son especiales… Siempre tuve el apoyo de Julio Gutiérrez, pero en esta etapa estoy corriendo por todo lo que trabajé, demostré y aprendí en estos años. Todo eso rindió sus frutos. Este equipo me llamó gracias al profesionalismo que pude demostrarles en el poco tiempo que estuve con ellos. Tener esta oportunidad era única. Continuar en Europa se me hacía muy complicado. Era una chance para tomarla con las dos manos y hacer lo mejor posible. Por eso es especial este doble triunfo. Porque el apoyo viene de afuera, de un equipo que me ofreció una butaca.

-¿Qué sentís cuando los que te apoyan no son de tu país?
-Sinceramente, que el apoyo venga de otro lugar es indiferente al hecho de subirme a un auto de carrera. Entiendo el sistema que hay en Europa y la oportunidades que le brindan a unos pocos pilotos para correr sin presupuestos, algo que tuve la suerte de que me tocara ahora. Pero también entiendo el sistema de la Argentina, que funciona diferente. Es mucho más nacional, con poco interés en el automovilismo internacional. Por eso los pilotos que quieren ir al exterior quedan relegados. Igual no bajo los brazos. Estoy convencido que se pueden cambiar la cosas. Por eso cuando tengo oportunidades como estas las aprovecho y quiero hacer lo mejor posible. No sólo por mi, sino por los futuros pilotos que quieran seguir este camino. Espero que tarde o temprano esto cambie y que tanto yo, como otros pilotos, puedan tener el al apoyo necesario... Es un poco triste pensar que de mi país no consigo eso porque es hermoso ver la bandera argentina y escuchar el himno cuando uno gana. Es algo único. Es lindo para mí y para todos los argentino.

-Decías que tenés que demostrar cosas, aunque ya lo hiciste brillando en todo lo que te subiste... ¿Qué más pensás que tenés que hacer para encontrar ese apoyo?
-Cuando hablo de demostrar me refiero a las pruebas que me pongo yo cada día. Quiero demostrar que se puede. Si uno pierde la confianza, pierde todo. Y eso es lo último que voy a perder. Yo estoy seguro que en Argentina, tarde o temprano, se darán cuenta que para mostrar al país internacionalmente hay que apoyar a los deportistas. Porque el deporte es lo más sano que hay... Confío en que mi país se dará cuenta de ello. Pero por ahora pienso en terminar la temporada, pero para eso necesita apoyo económico.

-De quien sí recibís apoyo es de la gente...
-Eso me motiva. Es algo que me sorprende. Realmente me pongo contento cuando logro u buen resultado porque sé que en la Argentina hay gente se pone feliz. Esas son cosas únicas.

-Estamos a lunes. Hace poco que lograste el doblete. Estás tercero en el torneo... ¿Corrés en Magny-Cours, la próxima fecha?
-Buena pregunta... La verdad que no lo sé. El equipo no me lo aseguró. Los otros pilotos ya ven al ISR de otra manera y por eso Igor Salaquarda, su dueño, tiene muchos ofertas. Él quiere que siga. Siempre me pregunta qué novedades tengo de la Argentina. Le digo que estoy trabajando para conseguir algo, pero que por ahora no hay nada concreto. Creo que las chances de correr en Francia dependen de lo que yo pueda conseguir y de lo que pueda aportar el equipo. Capaz que la semana que viene me dice que corro... Es una incógnita.

-¿Cómo te hace sentir esa situación?
-...Ya estoy acostumbrado.

-Es duro...
-Sí, cómo que no. Pero es mi situación actual. Hace mucho que vivo con esta incertidumbre y medio que me acostumbré. Se me hizo normal.

PorDiego Durruty