Entrevistas

30/12/2014

Ciudadano del mundo

Pechito López disfruta al máximo la posibilidad de conocer nuevos países gracias a su participación en el WTCC.

Pechito en la Muralla China durante su visita a Oriente.

Estar entre el selecto grupo de pilotos que corre en el Campeonato Mundial de Turismo hace que José María López pase mucho tiempo viajando de un lugar al otro del planeta. Aunque puede parecer tedioso, es algo que disfruta.

“Para mí hacer eso es fascinante y este año viajé como nunca. Mi mayor sorpresa fue en el sudeste asiático ya que no lo conocía. Descubrir China fue toda una experiencia. Fue realmente muy rico a nivel personal, a pesar de no contar con mucho tiempo libre, el conocimiento cultural que adquirí. Pero en mi caso todo eso me ayuda a valorar todo lo bueno que tenemos acá”, explica el cordobés de 31 años, quien tiene su residencia en la localidad suiza de Chavannes-de-Bogis.

“Vivir en Suiza me permite estar cerca de muchos circuitos europeos y, a la vez, llevar una vida muy tranquila, sobre todo en los períodos en los que no se viaja”, cuenta Pechito, que está de vuelta en la Argentina cada vez que su agenda se lo permite.

“Trabajé mucho para alcanzar este campeonato, pero creo que también supe aprovechar los tiempos de descanso para recargar las baterías. No soy de levantarme tarde y siempre tengo una rutina de gimnasio. Vivo en una zona muy linda y aprovecho para hacer mucha bicicleta y vida familiar porque aprendí a disfrutar de ese tiempo. También aprovecho, desde la tranquilidad, para preparar la siguiente carrera y conocer los nuevos trazados. Puedo estar descansando, pero hay un punto donde la cabeza no se desenchufa nunca”.

PorDiego Durruty