Entrevistas

03/10/2014

Girolami: ''Soy aguerrido, pero con códigos''

Néstor Girolami, líder del torneo del STC 2000, afirma que su manera de correr le permitió ser uno de los protagonistas del automovilismo argentino.

No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario”, dice el estado de WhatsApp de Néstor Girolami. Es evidente que el Bebu quiere completar un 2014 inolvidable que puede tenerlo como campeón de las dos categorías en las que compite: el Súper TC 2000, torneo que lidera tras la doble victoria en la última fecha del Callejero de Santa Fe; y el Top Race, en la que ya se clasificó para la Etapa Final. Mientras tanto, espera que la Comisión Directiva de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) le mande la “invitación” para volver a la popular división en 2015, luego de la suspensión que recibió por haber sido considerado responsable de un accidente múltiple durante la tercera serie en la visita a Rafaela en 2013.

Su manejo aguerrido -al límite en cada maniobra- lo convirtió en uno de los pilotos más polémicos del automovilismo argentino. De hecho no tiene una buena relación con Agustín Canapino, su compañero en el equipo Peugeot del STC 2000 y también aspirante a la corona. Pero, por otro lado, es uno de los más rápidos y eso lo plasma con buenos resultados en la pista. A sus 25 años (nació el 22/05/1989) atraviesa su “mejor momento”, como el mismo define en una charla con CORSA.

-Se terminó la Etapa Regular del TR. ¿Se le puede pelear el título a Canapino?
-Sí, claro. Estoy en un equipo con mucha experiencia y capacidad como el Mitsubishi Racing de Gabriel Furlan. Si bien Agustín (Canapino) es el piloto a vencer, en las últimas tres fechas todo puede pasar.

-¿Te cuidás un poco más a la hora de una maniobra con Canapino?
-Lo que ocurrió en Junín fue un toque de carrera (NdeR: Canapino se despistó y Girolami ganó). Sí me mido con él en la categoría porque pasa por un gran momento y eso me sirve para ser más competitivo.

-¿Y en el STC 2000, a qué se debe tu liderazgo en el campeonato?
-Es un conjunto de cosas. Tengo un auto excepcional y estoy en el equipo que mejor viene haciendo las cosas en las últimas fechas. Yo puedo destacarme arriba del 408, pero si no tengo el respaldo de mis mecánicos, ingenieros y jefe de equipo, sería imposible.

-¿Cómo encarás el fin de semana en San Juan, la décima fecha del año?
-Será complicado por las penalizaciones. Primero deberé clasificar lo mejor posible. Luego, en la serie, habrá que avanzar y terminar entre los primeros. Igual en la final. Lo bueno es que el autódromo El Zonda me gusta mucho. Tiene rectas con buena aceleración donde se puede lograr el sobrepaso. También en la Horquilla…

-¿Peugeot debería ordenar que tus dos compañeros corran para vos?
-Habrá que ver cómo le va a Canapino en San Juan. Igual esa es una decisión del equipo. Aunque si fuera por mi, querría que en estas últimas fechas tanto él como Julián Santero (el otro piloto oficial) me dieran una mano. Peugeot hace 19 años que no logra un título (NdeR: el único fue en 1995 en el TC 2000 con Juan María Traverso). Todos sabemos lo importante que significa para la marca poder conseguirlo.

-¿Es tu mejor momento?
-Sin dudas. Siento que las cosas me salen. No solo pienso que puedo ganar el título del STC 2000, si no también pelear por el del Top Race V6.
-Cambiando de tema, varios de tus colegas critican tu forma de manejar…

-El automovilismo es un deporte de riesgo y todos vamos al límite. Siempre corrí así. Por ese estilo llegué a donde estoy. No lo voy a cambiar ahora. Puedo ser muy aguerrido, pero siempre con códigos. Y menos ahora voy a modificarlo luego de haber ganado tanta confianza y eso me fortalece en lo mental arriba del auto.

-¿Esperás que la Comisión Directiva de la ACTC revea su postura y te envíe su “invitación”?
-No estoy muy al tanto del tema. Solo puedo decirte que quiero volver a la categoría. Espero que se de en 2015.

-¿La ACTC te explicó por qué no te “invitó” para correr este año?
-Nunca me dieron sus razones, ni tampoco yo les pedí explicaciones. Ya está…

-Según pudo saberse, no les gustaría tu forma de manejar…
-No voy a decir nada al respecto. En este momento estoy concentrado en ganar el título del STC 2000 y poder hacerlo también en el TR V6. Tampoco estuve en contacto con algún motorista ni chasista, ni averigüé cómo es el tema del kit del motor y auto nuevo. Lo único que puedo confirmarte es que, si puedo volver al TC, será otra vez con Torino.

PorDarío Coronel