Entrevistas

24/04/2014

''Rossi sigue siendo una leyenda''

En esta segunda parte de la entrevista con CORSA, Jorge Lorenzo habló de su relación con Valentino Rossi y de otros aspectos de su campaña deportiva.

Tras hablar de sus expectativas para el Gran Premio de la Argentina, la tercera fecha del Campeonato Mundial de Motociclismo que se realizará este fin de semana en el Circuito Internacional de Termas de Río Hondo, el español Jorge Lorenzo profundizó en una entrevista con CORSA sobre su relación con su compañero Valentino Rossi y dio detalles de aspectos de su campaña deportiva y su vida fuera de las pistas.

-Tu primera etapa como compañero de Valentino Rossi en Yamaha no fue fácil y hubo varios chispazos. Ahora otra vez comparten equipo, pero la relación es buena. ¿Qué pasó en el medio?
-Las circunstancias. En aquel momento Valentino era un semidios en Yamaha y en el Mundial, porque estaba en su mejor momento y parecía imbatible. Y llegó un chico muy joven, con muchas ganas y ambición como yo. Entonces él intentó protegerse del piloto que llegaba y trató de poner algunas trabas como haríamos todos, porque todos queremos proteger nuestro territorio. Después de algunos años las circunstancias cambiaron, somos más maduros. Yo ya no soy el piloto joven que llegaba, ya soy bicampeón del mundo.

-¿Y él ya no es un semidios?
-Rossi sigue siendo una leyenda del motociclismo, pero lleva dos o tres años con dificultades. La circunstancia y el palamarés de ambos pilotos cambiaron un poco.

-¿Cómo se entiende el fenómeno España en el deporte?
-Es un cúmulo de circunstancias. La tradición es muy importante. Desde Ángel Nieto el motociclismo cobró mucha notoriedad en España. El fútbol está por encima porque es el deporte rey en España, pero el motociclismo es el segundo o tercero. A la gente le encantan las carreras y las motos. Entonces hay muchos pilotos jóvenes que quieren ser Lorenzo, Pedrosa, Márquez y empiezan a agarrar una moto. En otros países no hay tradición como en España. Además, tenemos federaciones con mucha experiencia que apoyan mucho a los pilotos jóvenes y hay circuitos modernos. Fui a Colombia y hay una pasión enorme por las motos, pero vas al mejor circuito que tienen y es antiguo y no tienen la suerte de España con las pistas. Por la tradición, instalaciones de circuitos y en apoyo de federaciones se destaca España para estar arriba de muchos países.

-¿Recordás qué temporada pudiste correr entera estando 100% físicamente?
-En el 2010, que fue casi un campeonato perfecto con récord de puntos. El 2012 también fue bueno, aunque me tiraron en una carrera en la primera curva. El año pasado tuve muchas lesiones y en el 2009 también, aunque no tantas. Son más los años que corrí con lesiones que sin lesiones.

-¿Qué carrera recordás como la que más te costó por correr lesionado?
-Assen (en el 2013) fue muy dura físicamente. No sólo tenía que aguantar la moto con una sola mano porque la otra prácticamente no hacía nada, especialmente después de tres o cuatro vueltas. No la usaba porque tenía la clavícula izquierda recientemente operada. Por suerte era un circuito en el que me va muy bien, ideal para hacer una proeza así. Pero sabía que no me podía caer otra vez entonces la tensión me cansaba aún más. Fue la única carrera de mi campaña en la que se me cayeron las lágrimas cuando terminó. Por la dureza, el dolor y porque acababa de hacer algo que nunca se había conseguido.

-¿Qué pensás hacer cuando te retires? ¿Te ves corriendo el Dakar?
-No creo que haga nunca el Dakar. Es una prueba durísima en la que se requiere mucha experiencia y técnica en motos de tierra en las que, a pesar de que son en las que arranqué, yo la perdí con el tiempo por falta de práctica. Son súper hombres los que corren, es muy peligrosa. Se la dejo a los expertos. Puede ser que corra en autos en pista. En el 2011 gané las 24 Horas de Montmelo. Pero ahora estoy concentrado en las motos y no pienso en nada.

-¿Cómo es tu vida en general, más allá de las motos?
-Hay tiempo para todo, pero si vas a hacer algo al 50% no conseguirás nada importante. Porque para ser mejor que todos hay que trabajar más que todos. Es una vida muy sacrificada porque teniendo 500 pilotos buenísimos, tenés que trabajar más que ellos para ser el número 1 más allá de tu talento. Es una vida sacrificada y cada vez es todo más profesional tipo fútbol o tenis. Antes en el motociclismo estábamos más atrasados a nivel físico, no se entrenaba tanto y los pilotos fumaban y trasnochaban. Hoy es imposible hacerlo porque todos son muy fuertes físicamente. El deporte se profesionalizó mucho. Esto empezó a principios de los 2000 y estamos al nivel de deportes físicos como fútbol, tenis o atletismo

-¿Por qué usás el 99?
-Lo elegí en el 2008. Antes llevaba el 48, que era el que usaba mi ex mánager cuando él corría. Tuvimos que cortar la relación y decidí cambiar el número y elegí el 99 por ser el último de dos cifras.

-Un nueve es rojo, con cuernitos de diablo, y el otro blanco, con el aura de un ángel. ¿Por qué?
-Es la personalidad de todos los seres humanos, no hay nadie completamente bueno, todos tenemos algo oculto. Y nadie se malo al 100%, todos tienen parte de corazón. Todos hacemos cosas bien y mal, aunque a veces algunas malas tienen partes de buenas.

-¿Y en la pista cuál sos?
-Es un deporte competitivo así que es entendible que sea más rojo que blanco. Siempre hay que tratar de ser más ángel que demonio, pero sin dejar la picardía.

PorAlejo Iriart