Entrevistas

11/02/2014

Aprende muy rápido

Facundo Ardusso no se agranda por el primer podio que consiguió en Neuquén, sede de la primera fecha del TC. Y asegura que aún tiene que crecer en la agresividad como piloto.

“Estoy en Buenos Aires, yendo al PSG a ver cómo va todo. Pero tranquilo que maneja Rodrigo un amigo, puedo hablar”, avisaba Facundo Ardusso cuando atendió su celular para hablar con www.corsaonline.com.ar.
El llamado no fue casual ni mucho, menos. El piloto de Las Parejas, Santa Fe, acaba de tener una nueva alegría en el automovilismo argentino porque se subió al podio por primera vez en el Turismo Carretera. Un logro más a su carrera, que ya cuenta con un título (Fórmula Renault), varias victoria en TN, Top Race y algunos años como piloto oficial en Súper TC 2000, más el inolvidable triunfo en el callejero de Buenos Aires, claro.
“Antes de que me preguntes, te cuento que estoy pasando por Figueroa Alcorta. Justo donde estaba la pista cuando gané en el callejero. El edificio grande que está acá es una facultad, ¿no? (la de Derecho de la Universidad Nacional de Buenos Aires). Pero no estoy con un Fiat Linea. Sino con un Bravo. Hermoso auto, ¿eh? Poné que lo recomiendo de verdad”, acotó el hombre de Dodge en TC, antes de que se le pudiera hacer la primera pregunta.
 -¿Ahora que hiciste podio en TC te sentís de otro modo? ¿Tiene algo de especial como dicen?
-Anímicamente, sí porque la verdad es que tenía mucha presión encima. El tema es que el año pasado me quejé mucho del rendimiento del auto que me impedía ser competitivo. Por eso cuando sentí que tenía un auto con mejores condiciones no quería fallar. Aunque igualmente debo confesar que no estaba para podio el auto antes de la clasificación. Sin embargo, tuvimos una condición de pista que nos favoreció y nos dejó muy bien parados porque terminamos sextos. Y ya largar en la primera fila una serie es muy importante.
-No estabas para podio, pero lo lograste igual. ¿Mejoraron mucho en el rendimiento?
-El auto no andaba mal, pero calculábamos estar entre los primeros 15. El tema es que cuando estás ahí no hay que fallar. Por eso sentía presión, quería andar bien porque sentía que la Dodge me respondía no tenía que dejar pasar la oportunidad para reforzar mi teoría que el año pasado el problema era que el auto andaba mal.
-¿El podio te envalentona de otro modo? ¿Se puede pensar en un título?
-No, yo no pienso en el campeonato. Mi objetivo, y también el del equipo, es ir fecha tras fecha para mejorar cada vez más.
-¿Y vos cuánto mejoraste como piloto? Hace algunos años se hablaba de un Ardusso con falta de agresividad. Una vez, vos mismo dijiste que te faltaba en la pista la picardía que tiene Matías Rossi.
-Sí, es cierto. Voy mejorando año tras año. Me siento mucho mejor y más entero. Voy repasando lo aprendido y trato de ser más agresivo en la pista como lo es Matías o Agustín Canapino, que me parecen los más aguerridos de todos. Pero me falta para ser un Rossi o un Canapino.
-¿Por qué pensás que no tenés esa agresividad?
-Creo que mi problema es no haber tenido mucha escuela en el automovilismo. Agustín tampoco la tuvo, pero siempre estuvo en este mundo con su padre y hay muchísimas personas que lo pueden aconsejar. El se mamó con esto. Acá el piloto no te regala nada y hay que saberlo. Yo vengo de otro palo como el fútbol, en el que es todo lo contrario. Todavía no sé separar mi personalidad de afuera de la pista con la de adentro.
-¿Cómo se mejora?
-No hay que cometer errores. En la clasificación me siento muy bien, pero creo que me falta un poquito en la carrera. En la parte del roce. Estoy tratando de hacerlo. Y aprendo mirándolo a ellos, a Rossi, Canapino y Norberto Fontana.
-¿Qué te dijo Hugo Cuervo después del podio?
-Estaba contento. Él nos había pedido que volvamos con los autos sanos. Pero nos encontramos con un podio en Neuquén, así que estamos muy felices. Ahora hay que seguir trabajando como lo hicieron hasta ahora. Tenemos a Daniel Uranga, que hoy por hoy es el mejor con los chasis de Dodge.
-La última: ¿Te asustó Guillermo Ortelli y su rendimiento?

-No. Creo que a los Chevrolet les faltaba algo para tener mayor competitividad y paridad, que es lo que busca la categoría. Pero tengo que ver por lo menos tres o cuatro carreras para hacer una sentencia sobre eso. Aunque pienso que más allá de todo es muy bueno que el reglamento esté cerrado.

PorAlan Incorvaia