Entrevistas

06/11/2013

Pensando en la vuelta

Mientras cumple con la sanción impuesta por la CAF de la ACTC, Néstor Girolami ya piensa en su vuelta al TC en 2014.

Néstor Girolami es dueño de un gran talento y de una vehemencia a veces criticada y otras elogiadas. Se volvió famoso por su habilidad y velocidad con su corta edad (tiene 24 años) y también por las polémicas en las que estuvo involucrado, como el toque con Guillermo Ortelli en el callejero de Punta del Este en 2010; la vez en que Mauro Giallombado dejó pasar su primera victoria en la categoría para que él pudiera entrar a la Copa de Oro del Turismo Carretera en 2012; el accidente en Balcarce que se llevó la vida de Guido Falaschi o la más reciente: la colisión en cadena después de querer pasar a Norberto Fontana en la chicana de Rafaela, que le valió una suspensión de cinco meses en julio pasado.

Además es el propietario de una personalidad tranquila, educada y correcta; digna de un futuro abogado (estudia Derecho). Por eso defiende sus ideales y habla con CORSA sobre su actualidad como piloto oficial Peugeot del Súper TC 2000 y de su futuro en el TC, después de aquella dura pena.

-¿Cómo encarás esta última parte del año?
-Estoy muy concentrado en terminar de la mejor manera en Súper TC 2000. La verdad es que vengo de hacer tres podios consecutivos (Santa Fe, General Roca y en el Estadio Único de La Plata) y eso me tiene muy motivado porque hemos recuperado el nivel que tuvimos a principio de año. Creo que tengo la chance de pelear por el subcampeonato y me enfoco en eso. Debo aprovechar estas dos fechas y sumar buenos puntos. Ojalá que llegue la victoria también. Después de un año con algunas irregularidades y otras fallas, estaría bueno cerrarlo así

-¿Quedó inconcluso el objetivo de la temporada?
-La verdad es que la vara era muy alta, porque en 2012 yo terminé tercero en el campeonato y éste debíamos haberlo peleado. Se nos complicó por la confiabilidad. Matías Rossi hizo un año excelente y fue el más regular de todos, sin duda. Yo soy de los que piensan en que todo se hace en conjunto y con mucho trabajo. Así es Peugeot, pero nos faltó un poco de regularidad. Y eso en el Súper TC 2000 es fundamental para ser campeón porque no es necesario el triunfo. Aunque sé que la victoria está al caer por cómo se vienen dando las cosas. No me desespera, pero la quiero lograr.

-¿Qué le faltó al equipo para terminar de consolidarse en la pelea por el título, porque parecía que ustedes serían los firmes candidatos?
-Yo soy muy autocrítico y Ulises Armellini (responsable de Peugeot), también. Siempre se hace una evaluación para determinar en qué se falló para no haber logrado el objetivo. Yo creo que los objetivos eran muy ambiciosos por cómo había sido el cierre de 2012. Sin embargo, penamos con la confiabilidad, pero aprendemos de los errores. Para la próxima temporada las metas serán igual de grandes y más con la llegada de Agustín Canapino, que es un gran refuerzo para todos.

-¿En qué lugar quedás, a partir de la llegada de Agustín?
-No quedo en ningún lugar porque en Peugeot está claro que todos corremos por la marca. A medida que pasa el año, al que le vaya mejor se lo ayudará entre los compañeros para que dejar a la terminal lo más adelante posible. No hay un número 1, ni un número 2. Cuando llegué estaba Facundo Ardusso y de a poquito me gané mi lugar.

-Te cambio de categoría. Antes decías que sos muy autocrítico, ¿volviste a replantearte lo que pasó este año en el TC que derivó en una sanción de cinco meses?
-No. Y es porque ya la hice en su momento. Procesé lo que pasó y para mí ya es un tema cerrado. Ahora quiero estar en TC en 2014, a pesar que aún no sé si voy a estar.

-¿Lo decís por los rumores que sostienen que no te darían la licencia?
-No, lo digo porque todavía no arreglé con ningún equipo. No creo que la ACTC no me renueve la licencia. Me suspendieron y me dieron cinco meses, que voy a cumplir en diciembre. Después veré si puedo regresar, que es mi objetivo. Si la sanción ya me la pusieron, no veo por qué la extenderían. Yo la voy a cumplir.

-Y si no volvés, por el motivo que sea, ¿vas a hacer una sola categoría o ya miraste otros horizontes?
-Para mí lo ideal es correr en dos categorías. Pero la verdad es que tengo la edad para hacer tres. El tema es que yo tengo un pensamiento formado sobre eso. Creo que es complicado por un tema de tiempos, porque tenés que ser muy ordenado para estar en tres lugares diferentes. Lo mejor sería estar contratado en todos los equipos. Es más, si estás contratado, hasta es mejor para estar entrenado. Pero aún no sé qué haré.

PorAlan Incorvaia