Entrevistas

28/10/2013

Gana y presiona

Leonel Pernía, vencedor de la carrera en el Estadio Único de La Plata del STC2000, explica sus sensaciones por el triunfo, qué le cambiaría al espectáculo y cómo ve la pelea por el título.

“Un Pernía en un una cancha de fútbol tiene que andar bien”, aseveró Leonel Pernía no bien se bajó de su Renault Fluence a puro festejo en la carrera del Súper TC 2000 en el Estadio Único Ciudad de La Plata. Y mal no le fue porque ganó la competencia, se llevó todos los flashes y no dejó que Matías Rossi se consagrara campeón a dos fechas del final. Por eso el Tanito se fue feliz del campo de juego, su primer gran amor.

-¿Qué significó haber ganado en la cancha de fútbol con un auto de carrera?
-La verdad es que no siento lo mismo que en un autódromo. Pero debo admitir que en las últimas instancias viví una adrenalina tremenda. En la primera manga, con Franquito Riva, fue increíble lo nervioso que estaba porque era a matar o morir. Si perdía, Matías (Rossi) se consagraba. Después me fui tranquilizando. Pero a medida que Rossi pasaba de llaves, yo sentía presión. Por eso haber ganado y el festejo sobre el techo del auto no me lo olvido más.

-¿Estabas muy presionado por cómo avanzaba Rossi?
-Y sí, porque sabía que si yo quedaba afuera se escapa el título. Lo quería cruzar lo antes posible. Por suerte le gané en la semi y le pude descontar unos puntos.

-Con 66 en juego y 51 de diferencia entre los dos, ¿cómo lo ves?
-Es muy difícil y está verdaderamente complicado. Matías tuvo una primera parte del campeonato muy buena y nosotros no encontrábamos el auto. Pero cuando apareció, gané tres de cuatro carreras. Y si en Junín no me pasaba el inconveniente del neumático hoy estaríamos hablando de un Pernía segundo a nueve puntos. Pero no es así. A pesar de eso pienso que fue un gran año de todo el equipo y estoy muy contento porque logré regalarle otra victoria a Víctor Rosso y Leo Monti antes de que nuestros caminos se separen.

-¿Qué le cambiarías al evento si se repitiera?
-Para mí tendríamos que clasificar acá, que esto tenga una buena cantidad de puntos y al otro día deberíamos ir al Mouras de La Plata o al autódromo de Buenos Aires a correr la final como terminamos en el Estadio. Eso sería genial. Además, haría que las semifinales y la final fueran a más vueltas porque son demasiado parejas.

PorAlan Incorvaia