Entrevistas

12/07/2013

''Fui al límite en cada curva''

Sébastien Loeb logró un nuevo hito en su campaña: vencer en la trepada de Pikes Peak. El francés relató sus sensaciones sobre una carrera tan apasionate como peligrosa.

Como si los nueve títulos consecutivos en el Mundial de Rally y sus 78 victorias en la especialidad de los derrapes no fueran suficientes para tener un lugar ganado en la historia del automovilismo, el francés Sébastien Loeb sumó un nuevo hito en su campaña deportiva para acrecentar aún más su fama: debut con victoria y récord en la famosa trepada de Pikes Peak, que se disputa en medio de las montañas en Colorado, Estados Unidos.
Esta prueba, también conocida como “la carrera de las nubes”, se realiza anualmente desde 1916 sobre un recorrido de 19,99 kilómetros y cuenta con 156 curvas. La subida arranca a 1.440 metros de altura y termina a 4.300. Seb, a bordo de un Peugeot 208 T16 Pikes Peak especialmente desarrollado por la marca francesa, cumplió el recorrido en 8m13s878/1000 y bajó en casi un minuto y medio la marca del estadounidense Rhys Millen, quien en 2012 estableció 9m46s164 con un Hyundai Genesis Coupé.
Esta victoria también le sirvió a Peugeot para promocionar el modelo 208, su nuevo caballito de batalla. Aunque a decir verdad la máquina usada el pasado 30 de junio nada tiene que ver con el auto que sale de los concesionarios. Por empezar cuenta con un motor de 875 cv, mientras que su peso es de 875 kilos. Gracias a tener una relación de un caballo por kilo, sus prestaciones son increíbles: Acelera de 0 a 100 km/h en 1,8 segundos, de 0 a 200 km/h en 4,8 y de 0 a 400 km/h en 7,0.
Pasado el furor por el triunfo, el propio Loeb relató su experiencia a través de interesantes conceptos.
-Sébastien, ¿qué se siente conducir el Peugeot 208 T16 Pikes Peak?
-Es una sensación muy especial. Tienes la carga aerodinámica de un prototipo de Le Mans, con una aceleración mayor que un Fórmula 1, y el paisaje es parecido a un rally. Apenas sales de las curvas, la tracción es asombrosa. Todos sus elementos son impresionantes y son fruto de mucho trabajo e inversión en este programa, por lo que no podía cometer ningún error… aunque durante los 20 kilómetros tomé riesgos. Tenía mucha presión antes de la largada.
-¿Cómo encontraste el equilibrio perfecto entre ser lo suficientemente rápido para ganar y a la vez seguro para no cometer errores?
-Buena pregunta… de hecho, antes de comenzar, estuve pensando mucho si tenía que ir a tope para lograr un buen tiempo o si iba a un ritmo menor para asegurar la victoria. Al final, una vez adentro del coche, decidí atacar al máximo. Diría que fui al límite en todas las curvas. Pero estaba bien, no tuve ningún susto.
-¿En qué posición colocarías esta victoria con respecto a todos tus triunfos?
-Bueno, no diré que es como ganar un Campeonato del Mundo, pero significa mucho. Siempre busqué correr en Pikes Peak y pensé que estaría bien hacerlo este año ya que tengo un programa reducido en el WRC. De todos los coches que he pilotado en 2013, el 208 T16 Pikes Peak es sin duda el más divertido.
-¿Cuánto te preocupó el clima?
-Era una gran preocupación, ya que había muchos retrasos en nuestras predicciones. Teníamos poca información, pero se decía que podría llover después del mediodía y nosotros arrancamos casi al mediodía. Supuse que teníamos que salir rápido porque tendríamos problemas. Desde la salida ya podía ver que las nubes se iban aproximando a la cima de la montaña…
-¿Cuánto tiempo te ha costado acostumbrarte al Peugeot 208 T16 Pikes Peak?
-Antes de comenzar este programa, me preguntaron si este auto no era demasiado extremo como para que yo pudiera encontrar la confianza que tengo sobre un WRC. Después de todo son 875 caballos de potencia y es el coche más radical que he piloteado. Pero desde el principio me sentí cómodo y pude atacar al máximo con confianza.
-¿Volverás en 2014?
-A decir verdad, no es algo que hayamos hablado con Peugeot. He disfrutado mucho, pero ya veremos lo que pasa y si intentamos romper nuestro propio récord. Las sensaciones son increíbles, pero los riesgos son también muy elevados…