Entrevistas

27/06/2013

''Me vuelvo loco sin correr''

Juan Manuel López compitió hasta 2012 en Europa. Pero su equipo perdió un sponsor y se tuvo que tomar un año sabático.

Juan Manuel López es uno de esos pilotos que se ha preocupado en hacer su historia en el automovilismo europeo. Hijo del famoso Cocho, campeón de TC 2000 en el torneo presentación de la categoría en 1979, siempre fue apoyado por su padre. Se fue a Europa en 1999 (Fórmula 3 Británica), regresó en 2001 para correr en TC 2000, TR y TC y se volvió a ir en 2008 para continuar su vida en el Viejo Continente. Así estuvo hasta el año pasado siempre al volante de diferentes autos de Ferrari. De hecho en 2010 se consagró campeón de GT2 Español con una 430 G. Así entablo una relación con el mismísimo José Froilán González y su representación siempre fue más que destacada.
Aunque sorpresivamente este año se quedó sin correr. Tras vivir en Italia, se tuvo que volver a Buenos Aires. ¿Qué pasó? “Se cayó un sponsor importante en el equipo y me quedé abajo”, le comentó Cochito a CORSA. El argentino, de 33 años, estaba en la Scuderia Villorba Corse, con apoyo directo de Maranello. Pero este año Abu Dhabi, que aportaba el 80 por ciento del presupuesto anual, decidió quitar su respaldo.
-¿No pudiste arreglar nada con otro equipo ni en otra categoría?
-Tuve charlas, pero la verdad es que esto sucedió en abril y ya era muy difícil conseguir un auto competitivo y una buena alternativa. El equipo empezó el año como pudo. Se acomodaron, pero con lo justo. En noviembre de 2012 estaba todo cerrado para que siguiera. Pero a partir de lo que pasó se complicó todo. El dueño de la escudería estuvo en la Argentina tratando de hacer gestiones para completar el presupuesto, pero nada se pudo hacer. Así que me pareció mejor esperar al año que viene. Es la primera vez en 18 años de automovilismo que estoy una temporada sin correr…
-¿Cómo manejás el hecho de estar parado?
-¡Uff! No sabés lo difícil que es. Me vuelvo loco sin correr. Hace un ratito estaba en el simulador. Estoy todo el día girando acá. Ando en karting, me subo a todo lo que me invitan, pero no es fácil. Hay mucha adrenalina por saciar.
-¿No pensaste en volver a correr en categorías nacionales, más no sea este año?
-Sí, siempre lo pienso. Pero quiero seguir en Europa y tengo el objetivo puesto allá. La idea es volver al exterior.
-¿Tuviste ofertas para quedarte en el país?
-Sí, de TC y de Top Race. No las acepté porque no eran tan buenas. Si no tenés un auto competitivo no se puede en ninguna parte del mundo. Y considero que eso es contraproducente para mostrarme y poder regresar a Europa.
-Ahora que tuviste tiempo libre, ¿miraste carreras nacionales?
-Sí, algo vi, pero muy por arriba. Nunca me puse a mirar con detenimiento, ni a seguir una transmisión. De vez en cuando me quedo al mediodía viendo un par de vueltas. Ahora hay mucha oferta en la tele. Pero si hay un asado o algo, tal vez no la miro.
-¿Y con qué te encontraste, a pesar de lo poco que viste?
-Está claro que el automovilismo argentino es muy diferente al europeo, pero lo veo igual que hace algunos años. Hay muchas categorías y autos y creo que eso es bueno. Yo lo noto con buena vitalidad. Los pilotos también son excelentes. Espero que siga así.
-Volviendo a tu futuro, ¿si no conseguís nada para irte a Europa, corrés acá?
-Sí, volveré al automovilismo autóctono. Yo no quiero ir y correr por correr. Mi idea es competir siempre. No es lo mismo estar en Ferrari que en otro equipo. Ahora me voy a tener que bancar las ganas que tengo y esperar a que surja algo bueno con esta misma escudería o con otra. Y si no sale nada, voy a correr acá, en la Argentina.

PorAlan Incorvaia