Columnas de opinión

08/08/2012

Muy poco serio


En cualquier deporte las reglas tienen que ser claras. Deben estar escritas desde el principio y continuar durante todo un campeonato. Eso de cambiar sobre la marcha no es sano. También es poco serio escudarse en que una entidad tiene la potestad para hacer cualquier modificación en post de la competitividad.

La ACTC vuelve -como ya es costumbre- a tocar un reglamento técnico con un torneo iniciado para beneficiar a la marca que consideran en inferioridad de condiciones. Tal vez si ese cambio hubiese sido tras las primeras fechas del año sería una anécdota más, pero estas variantes llegaron en medio de momentos de definiciones.

Hace no menos de cuatro competencias que los pilotos y preparadores de Ford vienen despotricando por la falta de competitividad. Durante esa etapa la ACTC pareció darles vuelta la cara y con razón. Porque desde la entidad afirmaban que a los del óvalo les faltaban estructuras fuertes como las de Chevrolet y Torino. De hecho, mientras estuvo el HAZ Racing Team en pista sus Falcon siempre fueron protagonista…

A falta de una carrera para terminar la etapa regular y cuando hay pilotos de Ford pendiendo de un hilo en el selecto grupo de 12 pilotos que lucharán por el título en la Copa de Oro, aparece un anexo al reglamento técnico que les otorga más cilindrada y menos peso mínimo. Una barbaridad.

¿Qué pasa si algún Ford o un Dodge, que también fue beneficiado con menos volumen y un nuevo ángulo en la parrilla superior, ganan el campeonato por escándalo tras esta gran ayuda? La respuesta es fácil: la ACTC perderá esa credibilidad que intenta lograr desde hace años. Sin dudas, el cambio que no equilibra la balanza.

PorDiego Durruty