Columnas de opinión

27/11/2012

Tres títulos no se ganan de casualidad

Gian Carlo Minardi analizó la carrera que definió el título de la Fórmula 1 y destaca a Sebastian Vettel y Red Bull.

Una de las temporadas de Fórmula 1 más apasionante de los últimos años llegó a su fin. La pista de Interlagos, escenario del GP de Brasil, tuvo una emocionante carrera que era tan difícil de predecir desde un punto de vista técnico.

Cuando el clima cambia tan rápidamente, el deporte y el personal técnico siempre se ponen a prueba. No hay duda de que tenemos que alabar a Sebastian Vettel y Red Bull por ganar su tercer título consecutivo. Y tres coronas mundiales nunca se ganan por casualidad.

Pero, porque negarlo, la suerte también jugó un papel clave otra vez. Vettel estuvo involucrado en un incidente en la largada, pero fue capaz de seguir en carrera y cruzar la línea de meta a pesar de un poco de daño producido.

Teniendo en cuenta el resultado final, los puntos que no sumó Fernando Alonso en Spa y en Suzuka tuvieron un fuerte impacto en la temporada. En un campeonato de 20 carreras, perder el título por tres puntos es nada.

Aunque Ferrari tuvo muchos problemas técnicos, el equipo fue capaz de manejar la carrera de una manera muy buena y por esos sus dos pilotos llegaron al podio (Alonso segundo y Felipe Massa, tercero). Aunque hay que decir que hasta que llegó el coche de seguridad, la brecha entre Jenson Button y Alonso era muy grande. Eso demuestra que Ferrari aún tiene mucho trabajo por hacer de cara al 2013.

El buen desempeño de Massa también es para destacar. Sus buenas actuaciones en los últimos tres Grandes Premios recompensa la confianza depositada por Ferrari para darle continuidad el año próximo. Y deberá seguir así para ayudar a Ferrari a volver a ganar la Copa de Constructores.

Nico Hulkenberg también hizo una carrera excelente. Dejó Force India de la mejor manera. Creo que Sauber hizo una buena elección al contratarlo ya que Nico es un piloto joven emergente, aunque es demasiado agresivo e impetuoso durante la carrera. No estoy de acuerdo con la sanción que le impusieron por el toque a Lewis Hamilton. Tiene el valor de haber intentado un sobrepaso en condiciones difíciles, algo que no sucede habitualmente.

El GP de Brasil fue la última carrera de Michael Schumacher en la Fórmula 1. Schumi hizo un buen trabajo en una carrera difícil y demostró todo su talento. También hay que destacar a Kimi Räikkönen, quien terminó tercero en el campeonato por delante de Hamilton y completando todas las carreras, algo que al inicio de la temporada era casi imposible de imaginar para Lotus.

PorGian Carlo Minardi