Actualidad

16/05/2019

Un tester de lujo

Matías Rossi giró con uno de los monoplazas de la Fórmula 4 Argentina, categoría que en julio iniciará su primera temporada.

Rossi junto a Héctor Tito Pérez (promotor de la categoría), Diego Mesa (comisario de la CDA del ACA) y Carlos García Remohí (presidente de la CDA del ACA).

En la jornada de ayer, el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de la ciudad de Buenos Aires fue sede de una prueba que llevó a cabo la Fórmula 4 Argentina, categoría de monoplazas que en el futuro cercano iniciará su primera temporada.

El ensayo resultó especial por el piloto que se subió al monoplaza: Matías Rossi. El de Del Viso, que este fin de semana será parte de la fecha que el Súper TC2000 disputará en San Juan, giró con el Mygale F.4 en el circuito N°8 del trazado porteño, ante la presencia de Héctor Pérez, promotor de la categoría, y Diego Mesa y Carlos García Remohí, comisario y presidente de la Comisión Deportiva Automovilística del ACA respectivamente.

“El auto es una maravilla”, aseguró Rossi al periodista Damián Barischpolski tras la prueba, antes de destacar el volante: “Tiene los comandos allí y un ‘display’ hermoso, en el que se puede ver el balance de frenos y muchas cosas más”, comentó.

El campeón de Súper TC2000 y Turismo Carretera señaló que, con esta categoría, “los jóvenes van a aprender mucho”, por lo que reconoció que “para ellos va a ser ideal que corran en estos autos como primer paso después del karting”.

 

 

El Mygale cuenta con un chasis de fibra de carbono y está construido de acuerdo a las regulaciones actuales de FIA en cuanto a la técnica y seguridad. Además, es propulsado por un motor Geely de 2.0 litros y 4 cilindros aspirados, que erogan una potencia máxima de 160 HP. En cuanto a la caja de cambios, es secuencial y de seis marchas, las cuales se manejan con el sistema “paddle-shift”, ubicado detrás del volante.

Se espera que el flamante torneo comience el 14 de julio, en Buenos Aires. Contará con siete fechas, distribuidas en el Gálvez (5), El Villicum (1) y Termas de Río Hondo (1).

 

Foto: Damián Barischpolski.